Cómo hablar de sexo con tu hijo

​Es una charla que puede parecer incómoda, pero es necesario tenerla y hacerlo de la manera más natural posible.

Lo más popular

Este es quizá uno de los momentos que plantea más miedo o tensión en los padres a la hora de educar a sus hijos. La psicóloga infantil Silvia Álava da las claves en su libro "Queremos que crezcan felices" para que llegado el momento todo fluya de la manera más natural posible.

No hay una edad mejor que otra para abordar el tema, lo que sí se recomienda es no dejarlo apartado, como si fuera un tema tabú hasta la adolescencia. Comienza desde que es pequeño a enseñarle a aceptar su cuerpo y el de otros con toda naturalidad.

Publicidad

Algunos consejos

Los niños son curiosos por naturaleza, ya que están en uno de los momentos de mayor aprendizaje de la vida. Lo mejor es solucionar todas sus dudas de manera clara y con total naturalidad. Si aparece el nerviosismo o no somos claros en la explicación, puede producirse una asociación negativa al tema y querrán buscar sus respuestas en otra parte.

Ajusta siempre tu lenguaje a su edad y procura que tus respuestas sean siempre breves y claras, ya que los niños pueden llegar a distraerse con facilidad. Y siempre responde de manera tranquila y natural, no hay nada de malo en que tenga dudas sobre su cuerpo y su sexualidad.

Lo más popular

También puedes conocer la fuente de su curiosidad y establecer un diálogo con él preguntando qué opinión le merece a él el tema. Así podrás saber cuánto sabe y qué le debes contar.

Errores a evitar

Limitar el contacto físico y las muestras de afecto no es la mejor manera de que desarrollen una sexualidad sana. El contacto corporal es importante, abraza, besa y acaricia a tu hijo y deja que él se sienta libre de hacer lo mismo.

No debemos mentirles, si no sabemos algo, lo mejor es reconocerlo y no crear un halo de misterio alrededor del tema. Tampoco es adecuado usar demasiados diminutivos para referirse a los atributos sexuales. Esas partes tienen un nombre, testículos, pene, vulva o vagina son palabras perfectamente normales que se deben usar.

Deja que tu hijo se exprese libremente sobre el tema, respeta sus preguntas y sus silencios. No le presiones ni te pongas nervioso, es algo perfectamente natural.

Artículos relacionados
Artículos relacionados