Consejos para practicar sexo en verano sin arriesgar tu salud

Con el calor, las ganas de disfrutar aumentan, pero ojo, siempre con cabeza y no hagas el tonto por un calentón.

Lo más popular

Durante el verano nuestro cuerpo está más predispuesto al sexo. El sol aumenta la testosterona, la hormona que se encarga de controlar el deseo sexual y a las hormonas que controlan la sensación de deseo, es decir, la serotonina y las endorfinas. Por esta razón estamos más deshinibidas y nuestro cuerpo pide acción. Dejarnos llevar por las pasiones del verano en una playa paradisiaca o con una pareja casual puede acarrearnos serios problemas de salud. 

Publicidad

La ginecóloga del centro médico Teknon Teresa Gómez, con la que puedes contactar a través de Doctoralia, plataforma que pone en contacto a pacientes con profesionales de la medicina, nos da cuatro claves para no contraer alguna enfermedad sexual.

Siempre con preservativo

"Está demostrado que la incidencia de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) aumenta en verano. El motivo es que durante la etapa veraniega se incrementa el número de relaciones sexuales, en algunos casos, sin la correcta utilización de protección" afirma la doctora. Por esta razón, el uso del preservativo es fundamental. No solo te protegerá de embarazos no deseados, sino que evitará que contraigas una enfermedad grave. Si mantienes una relación sexual sin preservativo corres el riesgo de infectarte del virus del VIH o de HPV, este último causante del cáncer del cuello uterino. 

Lo más popular

Cuida de tu zona íntima con mimo

La doctora Gómez recomienda prestar especial atención a la higiene íntima en verano. Lavar la zona genital antes y después de mantener relaciones sexuales es una de las mejores maneras de evitar cualquier problema. Además, lo mejor para que esta zona esté en perfectas condiciones es usar ropa interior de algodón y evitar las prendas demasiado ajustadas. 

Durante tu menstruación, cambia con frecuencia tampones y compresas, pero evita el uso de salvaslips en tu día a día ya que no dejan respirar a tu zona íntima y son un foco para bacterias e infecciones.

Cuidado con las prendas húmedas

Tanto en la playa como en la piscina, tu biquini siempre está húmedo y esto atrae  a la temida candidiasis vaginal a causa de los hongos que se generan en ese "caldo de cultivo".

Intentar llevar un biquini seco es una buena manera de evitar este problema. Y si estás embarazada, tomando la píldora anticonceptiva o algún antibiótico, debes hacer de este consejo una prioridad absoluta.

¿Debo visitar al ginecólogo antes de viajar?

"No hay ningún país que requiera de una revisión ginecológica antes del viaje o medidas de prevención especiales, pero sí recomendaría extremar las precauciones en caso de mantener relaciones sexuales en países del tercer mundo", comenta la doctora.

En cualquier caso, si aparecen síntomas como picores, enrojecimiento o dolores menstruales más fuertes de los que acostumbras a tener, visita a tu ginecólogo para comprobar que no hay ningún problema.

Artículos relacionados
sexo clitoriano
Artículos relacionados