5 consejos para que la lectura en smartphones y tablets no te dañe la vista

Ajustar el brillo o mantener la distancia correcta son algunos de los hábitos que debes tener en cuenta... pero hay más y nosotros te los contamos. 

Cada vez pasamos más tiempo leyendo mensajes o viendo las últimas noticias en un smartphone o una tablet. Pero… ¿es bueno para nuestros ojos?

"Más allá del soporte que empleemos para leer, es determinante el uso que hacemos de él. Un libro electrónico mal utilizado puede ser más perjudicial para la vista que un Smartphone o una tablet", explica el Dr. Hurtado, Director Médico de Clínica Rementería. Por ello, la prestigiosa Clínica oftalmológica nos da 5 consejos clave para que las lecturas en smartphones y tablets no perjudiquen a tus ojos:

Publicidad

1. Tamaño de la pantalla: Lo primero que debemos tener en cuenta para que la lectura sea más cómoda es el tamaño de la pantalla, pero también la calidad de ésta y la resolución.

2. Posición: Se ha comprobado que utilizar el terminal en horizontal daña menos la vista ya que el enfoque tiene mayor continuidad al no afrontarse a tantos saltos de línea.

3. Brillo: Al concentrarnos mucho en una lectura se reduce la frecuencia de parpadeo, hecho que  genera sequedad ocular, que se suma a la fatiga ocular propia de la exposición prolongada a las pantallas de retroiluminación LCD. La mejor forma de paliar estos síntomas es ajustando el brillo de la pantalla dejándola entre un 30% y un 50% de la intensidad máxima. 

Lo más popular

4. Distancia: Lo más recomendado para leer un dispositivo electrónico es situarla a 30 centímetros de los ojos, siempre por debajo de nuestra mirada. 

5. Fuente:  Una de las ventajas que tiene leer en un dispositivo electrónico es la posibilidad de ajustar el tamaño de las letras. Pero lo mejor es adaptarla hasta que resulte cómoda a una distancia de 30 centímetros.

Además, si el tiempo de lectura se va a prolongar, se debe forzar el parpadeo para evitar la sequedad y utilizar las gafas si el lector las necesita. También es recomendable revisar la visión acudiendo al oftalmólogo regularmente.