Qué ejercicio hacer y qué no hacer en el embarazo

Muchas mujeres tienen miedo de seguir con su rutina de entrenamiento cuando están embarazadas, pero los expertos recomiendan continuar con ella. Sólo tienes que saber cómo.

Durante el embarazo, el cuerpo sufre una serie de cambios que pueden ser un poco incómodos para la mujer: hinchazones, dolores de espaldas, molestias digestivas, tensión arterial… Y estos problemas pueden solucionarse con un poco de ejercicio cada día.

Cuando se está embarazada hay que cuidarse aún más y esto incluye el deporte. Además de que un entrenamiento suave es saludable para el cuerpo de una mujer en estado, es también una gran preparación para el parto. Eso sí, no hay que olvidar que durante este periodo el ejercicio ha de estar regulado y asesorado por profesionales. El deportista y entrenador personal Jesús Carballo hace unas recomendaciones básicas:

Publicidad

-No realizar ejercicios bruscos, como saltos y golpes, ya que pueden provocar un traumatismo abdominal.

-Evitar el ejercicio a intensidades elevadas.

-No hacer ejercicio en climas calurosos y húmedos, ya que podría causar deshidratación o hipertermia (aumento de la temperatura).

-No conviene estar tumbada boca arriba más de 3 min.

De todas formas, no todas las reglas están aplicadas a las mismas mujeres, ya que hay que tener muy en cuenta el periodo del embarazo en el que se encuentra. Lo que sí está comprobado es que el yoga es uno de los ejercicios perfectos para realizar durante el embarazo, ya que también relaja el cuerpo y la mente. Otras opciones a tener en cuenta son la natación, la bicicleta estática, la elíptica y salir a caminar, eso sí, siempre controlado por un médico.