Megan Maxwell y su noveno capítulo de su relato erótico para Woman's Day

Raquel comienza sus merecidas vacaciones sin tener ni idea de que va a haber un cambio de planes. O mejor dicho, de compañía.​

More From El relato de Megan Maxwell
20 articles
Megan Maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 29 de su relato erótico para Woman's Day
megan maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 28 de su relato erótico para Woman's Day
megan maxwell relato erótico
Relato erótico de Megan Maxwell

(Resumen del octavo capítulo: Cuando Raquel decide salir a cenar y tomar unas copas no podía ni imaginar a quién se iba a encontrar acompañado esa noche. Sí, Manu estaba cenando con "otra" y sus amigos fotógrafos ven una oportunidad para sacar tajada a ese encuentro. Raquel lo impide y Manu se queda tremendamente agradecido).

¡Vacaciones!

En Semana Santa me encanta escaparme unos días donde sea.

Publicidad

Por suerte, mi amiga Gloria tiene una maravillosa casita en una aldea de Teruel, que todo sea dicho no recuerdo el nombre, pero donde siempre que voy desconecto de todo porque no hay internet y no funcionan los móviles.

Tras lo ocurrido con Manu en la discoteca y la consiguiente bronca de mis amigos periodistas me siento fatal. Les he chafado unas fotos que con seguridad les iba a dar unos eurillos extras y estoy convencida de que Nico no vuelve a dirigirme la palabra en su vida.

More From El relato de Megan Maxwell
20 articles
Megan Maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 29 de su relato...
megan maxwell relato erótico
Megan Maxwell y el capítulo 28 de su relato...
megan maxwell relato erótico
Relato erótico de Megan Maxwell
megan maxwell relato erotico
Megan Maxwell y el capítulo 26 de su relato...
Megan Maxwell y el capítulo 25 de su relato...

Cuando llegamos a la aldea de apenas 35 habitantes, los lugareños, todos abueletes salen a sus puertas para ojear. Sin duda somos la atracción del día y cuando Gloria para el coche y bajamos de él, me mira y dice.

- Antes de nada, tengo que decirte algo.

- Un segundo.

- Pero…

Le hago una señal. Flash necesita salir del vehículo.

Rápidamente abro el portón trasero y la cabra loca de mi perro salta por encima de las mochilas y se va directo hacia unas vacas que hay al fondo y las comienza a ladrar. Mear, no sé si meará, pero ladrar a las vacas ¡eso se le da de lujo!

Sonriendo estoy cuando oigo el ruido de un motor y Gloria mirándome dice en un hilo de voz.

- Eso es lo que te quería decir.

El sol me deslumbra y poniéndome las manos en la frente, veo que se acerca una moto y cuchicheo.

- No me digas que te has traído un ligue de vacaciones.

La cara de Gloria es un poema, cuando de pronto aquel motorista hace un movimiento con el cuello que a mí me suena y bajando la voz siseo.

- No me digas que es quién creo que es porque te juro que…

Gloria me coge de la mano.

- No me mates. Pero me buscó en el hospital, me hizo sentir la enfermera más popular por tener su amistad y me pidió que por favor le dijera donde ibas a estar en Semana Santa porque te quería ver y agradecer el…

- Gloria ¡te mato!

- Mátame. Lo entenderé —afirma la muy víctima.

Su cara de pena me puede.

Pobre Gloria. Me la imagino en el hospital siendo la más popular entre las enfermeras por ser amiga de Manu Beltrán. Maldito liante.

La moto se acerca… se acerca… y yo petrificada lo observo.

Pero vamos a ver ¿Qué es lo que quiere de mí la estrellita?

La moto llega hasta nosotros y se para, momento en el que Manu se quita el casco y joder… joderrrr.

El dios que hay en él, emerge como en los anuncios de champús, cuando su pelo, su precioso pelo, se mueve mecido por el viento y mirándome con su increíble sonrisa saluda.

- Hola chicas.

Por suerte no babeo. A eso no he llegado, pero me pongo nerviosa. Muy nerviosa. Aún recuerdo lo que dejamos a medias en mi casa y el estómago se me encoge.

¡Seré tonta!

Flash alertado por el ruido se acerca a nosotros, estoy por decirle aquello de ¡Alerta y ataca! cuando Manu mirándome dice.

- Sujeta a la fiera.

Miro a Flash, el pobre tiene la boca cerrada con media lengua fuera. Más cara de tonto no puede tener y Gloria consciente de la que ha liado, lo agarra del collar y dice.

- Voy abriendo la casa y me llevo a Flash.

Una vez aquella se va, Manu se baja de la moto, deja el casco sobre el sillín de cuero negro y mirándome dice.

- Oye sé que…

- Lo que no sé es qué narices haces tú aquí —lo cortó—. Son mis vacaciones y…

Siento que me pone su mano en la boca ¿a que se la muerdo?

- He venido a darte las gracias por lo que hiciste por mí el otro día en la discoteca. Te he llamado pero como no me lo has cogido yo…

Me zafo de su mano. Asiento y con mi sonrisa más falsa respondo.

- Aceptadas y ahora, móntate en la moto y ¡adiós!

Manu sonríe. Uy… Uy… miedito me da su sonrisa y dándose la vuelta, abre un maletín de la moto y sacando una mochila dice.

- No seas antipática. Yo también necesito desconectar de todo y Gloria me ha invitado a pasar estos días con vosotras.

¡Virgencita…virgencita que creo que me va a dar un ataque!

Como una hidra me doy la vuelta para llamar a Gloria cuando Manu susurra en mi oído.

- No la mates a ella, mátame a mí. Reconozco que la he utilizado para poder llegar a ti. Porque lo creas o no, nada me apetece más que estar cuatro días, con la chica más gruñona y bonita del planeta.

Escuchar eso me hace mirarlo. Madre mía cómo me pone que me diga esas cosas y cuando voy a decirle de todo menos bonito, me guiña un ojo y murmura.

- Raquel… somos amigos.

Maldigo. Maldigo a San Pito Pato, pero de pronto sonrío.

Si este quiere quedarse ¡que se quede!

Y dispuesta a no matar a mi pobre Gloria, que conociéndola no duerme en una semana, de nuevo con mi sonrisa más falsa, paso mi mano por el brazo de aquel y agarrándolo afirmo.

- Pues no se hable más, amigo. Bienvenido.

Manu sonríe, yo también. Sin duda este no sabe los cuatro días que le esperan.

…Continuará

Megan Maxwell Megan Maxwell Megan Maxwell