Cómo sobrevivir a las manchas de tus hijos

​Los niños no dejan de mancharse, pero te contamos algunos trucos para que lavar sus desastres no sea tan complicado.

Lo más popular

Como madre, sabrás que intentar que un niño no actúe como tal es misión imposible. Corren, se caen, se manchan ellos, manchan tus muebles y paredes, y hacen mil trastadas. Con estos consejos de limpieza te ayudamos a minimizar los daños, para que los niños sigan siendo niños y a ti te sea más fácil limpiar el desastre que dejan.

1. Superficies libres de pegatinas

Si quieres eliminar una pegatina de un mueble, coge el secador de pelo y echa aire caliente sobre el adhesivo mientras vas despegando las esquinas. Si quedan restos, aplica aceite de bebé con un paño suave.

Publicidad

2. Juguetes limpios en la lavadora

Introduce en una bolsa de lavadora para prendas delicadas juguetes de tus hijos, como las piezas de construcción de plástico o los muñecos. Cuando pongas la lavadora, mételos como parte de la colada.

3. Elimina las manchas de tinta

Acaba con las manchas de tinta de tus prendas con ayuda de la laca. Para eliminarlas por completo utiliza una servilleta debajo de la ropa, echa una buena pulverización de laca sobre la mancha y otra servilleta encima. Ésta absorberá la tinta y tu prenda quedará intacta.

Lo más popular

4. Cómo quitar chicles de la ropa

Si se te ha pegado un chicle en una prenda, pasa por encima un cubito de hielo hasta que se quede duro. Después, podrás despegarlo con facilidad.

5. Paredes totalmente limpias

Olvídate de las manchas de las paredes pintadas con pintura plástica con la única ayuda de una esponja húmeda. Frota intensamente hasta que la mancha desaparezca y deja secar. Si se resiste, añade un poco de lavavajillas y después aclara.

6. Calcetines más blancos

¿No dejan de corretear por la casa con los calcetines puestos? ¡Te damos la solución para que queden más limpios! Para que los calcetines blancos no tengan un aspecto grisáceo, déjalos en remojo al menos una hora en agua con un chorro de agua oxigenada. Además, lávalos siempre del revés para evitar que les salgan bolitas.

7. Sin rotulador en el suelo

Si tus hijos en un descuido han manchado el suelo de madera con rotulador, prueba a quitarlo frotando con pasta de dientes. Hazlo en círculos redondos, déjalo reposar y luego retíralo.

8. Cómo eliminar manchas de sangre

Si tu hijo se ha manchado una prenda de sangre debido a una herida, aplica en la zona manchada agua oxigenada. La mancha se eliminará. Luego, debes lavar la prenda de inmediato para evitar que, si es ropa blanca, amarillee.

9. Adiós a las manchas de césped

Para quitar las manchas de hierba que se quedan en la ropa, moja algodón en alcohol y frota cuidadosamente la zona. Después, sólo tienes que lavar la prenda como haces habitualmente.

No temas que tus hijos se manchen de chocolate, tiene solución.

10. Sin chocolate en la ropa

Son manchas muy difíciles de quitar, sobre todo si se han quedado secas. Moja un paño en una mezcla de agua tibia, jabón y vinagre. Ponlo encima de la mancha sin frotar demasiado para evitar que se vayan los colores. Deja que actúe un rato y después lava la prenda de forma habitual.

11. Elimina manchas de tomate

Si eliminar las manchas de tomate te resulta imposible, te damos la solución. Retira el exceso de salsa, ponle un quitamanchas y espera 15 minutos antes de frotar. Después, mete la prenda en la lavadora en agua fría. Quedará perfecta.

12. Limpia las manchas de fresa

Lava la prenda en abundante agua fría. Después, frota la zona con una esponja mojada en zumo de limón y dando pequeños golpecitos. Luego, lava la prenda como haces habitualmente.

13. Calcomanía que se resiste

Si tu hijo se ha pegado una calcomanía y no puedes eliminarla por completo, mójala en vinagre blanco. Deja que actúe unos minutos y luego lava bien la zona con jabón. Se quitará de inmediato.

14. Manchas de barro

Cuando quedan cercos en la ropa de una mancha de barro puedes quitarla aplicando zumo de limón con sal sobre la zona. Deja que se seque y lava la prenda.