Llevar tu perro al trabajo tiene beneficios para los dos

​El 24 de junio se celebra el Día de llevar tu perro al trabajo.

Lo más popular

¿Se te parte el corazón cada vez que cierras la puerta de casa y dejas a tu perro dentro? Sigue leyendo...

Desde hace algunos años existe un movimiento que intenta promover que los propietarios de perros y otras mascotas puedan llevarlos al trabajo. El 'Día de Llevar a tu Perro al Trabajo' comenzó en 1996 en Reino Unido y en 1999 se empezó a celebrar en Estados Unidos. Desde entonces, más y más países se han sumado a esta práctica y este año lo celebrarán el día 24 de junio.

Publicidad

Llevar a tu perro al trabajo reduce el estrés (de los dos)

Pasar tu jornada laboral acompañado de tu mascota tiene muchos beneficios. Reduce la ansiedad tanto del dueño que se siente culpable, como del animal, que pasa encerrada en casa muchísimas horas.

Además, según un estudio realizado en 2012 en la Universidad de Commonwealth de Virginia, las personas que llevaron sus mascotas al trabajo demostraron que estaba más satisfechos en su entorno laboral. Aunque, según el estudio, el estrés al comenzar el día era similar entre los que sí llevaron a su perro y los que no, al final, el grupo que estuvo acompañado de su mascota estaba notablemente menos estresado que sus compañeros. De hecho, aquellos trabajadores que tenían una mascota y la dejaron en su casa, mostraron esos días los mismos niveles de estrés que los compañeros que no tenían en casa un amigo animal. Con lo cual, llevar a tu mascota al trabajo es una manera ideal de trabajar con menos estrés.

Lo más popular

Un perro en la oficina ¿algún problema?

Llevar a tu perro al trabajo parece una idea divertida y está demostrado que tiene beneficios para los dos, pero puede generar algunos problemas. Hay personas alérgicas los perros por lo que se daríauna situación incómoda y perjudicial para su salud.

También, aunque tu perro sea el más educado y adorable del mundo, mucha gente les tiene miedo, lo que que les provocaría un estrés añadido y una situación de tensión que ellos no han buscado.

perro, trabajo,
GIF
Si tu perro es realmente listo, quizá pueda quedarse en tu puesto mientras descansas un rato.

Cómo llevar a mi perro a trabajar

Si te mueves en coche, esta pregunta tiene una solución muy sencilla. Solo tienes que ponerlo en su transportín si es pequeño y si es muy grande es su zona habilitada en el maletero, pero si te tienes que mover en transporte público, la cosa se complica un poco más. Te vamos a contar cómo poder viajar con mascota en las dos ciudades más grandes de España, Madrid y Barcelona.

Moverse con animales por Madrid

Cercanías Renfe: se puede viajar con animales sin límite de peso ni tamaño. Deben ir con su dueño, con correa y bozal. Pero hay que seguir unos horarios según los cuales, los dueños no pueden viajar con su mascota en hora punta. Puedes consultar los horarios en su web.

EMT: según el Reglamento del Viajero, solo podrán subir a los autobuses madrileños los perros-guía de personas invidentes y mascotas de pequeño tamaño en un transportín siempre y cuando no molesten por su tamaño, olor y no hagan ruido.

Metro: las normas son similares a las que se siguen en los autobuses. Deben viajar en un receptáculo adecuado y no molestar, aunque, según afirman en su web, esta normativa está siendo revisada.

Viajar con tu mascota por Barcelona

Cercanías Renfe: en Barcelona, los perros deben viajar con bozal y cadena, y deben estar sujetos por la correa en todo momento. Los perros y demás animales pequeños tienen que ir en cestos o jaulas adecuadas y nunca ocupando un asiento. 

Autobús: se aplican las mismas reglas que en Madrid, solo perros guía y animales pequeños dentro de un transportín.

Tranvía: este transporte de Barcelona permite el acceso a animales siempre y cuando no sea hora punta. En fines de semana y festivos no hay límites horarios. Las normas son similares, perros con bozal y correa. Puedes consultar las normas en la página web del tranvía.

Metro: desde 2014 cualquier animal puede acceder al metro de la Ciudad Condal siempre y cuando respete las normas de uso. No pueden subir en hora punta y deben ir correctamente atados y con bozal.

Artículos relacionados
Artículos relacionados
tirar un palo a tu perro es más peligroso de lo que nunca hubieras imaginado
Artículos relacionados