6 cosas que haces con tu cepillo de dientes y son antihigiénicas

Todos practicamos costumbres que convierten el cepillo de dientes en un foco de bacterias.​

Lo más popular

Tu cepillo de dientes podría estar mucho más sucio de lo que te imaginas… Todos sabemos que la higiene bucal es importante pero, ¿te has parado a pensar sobre la limpieza de tu cepillo de dientes? Posiblemente no, así que ahora revisa estos datos de la Fundación Dental Británica, que ha revelado los seis errores más antihigiénicos que la mayoría de la gente comete con sus cepillos de dientes. Aquí están, junto a unos consejos para mantener tu cepillo totalmente limpio.

Publicidad

1. Ponerlo cerca del váter

"El retrete expulsa al aire partículas que pueden contener materia fecal. Esta puede viajar por el aire y terminar en tu cepillo de dientes si lo tienes muy cerca, contaminándolo".

Qué hacer en su lugar: Cierra siempre la tapa del váter antes de tirar de la cadena para evitar todas esas salpicaduras.

2. Colocarlo cerca del lavabo

"Guardar tu cepillo muy cerca del lavabo significa que puede sufrir salpicaduras de agua llena de suciedad y bacterias".

Lo más popular

Qué hacer en su lugar: Coloca los cepillos de dientes a una distancia razonable del lavabo.

3. Usar tapa en el cepillo de dientes

"Usar una tapa en el cepillo de dientes puede parecer una buena idea, pero en realidad es un error enorme. La tapa no permite que las cerdas se sequen, creando un ambiente húmedo donde las bacterias pueden desarrollarse".

Qué debes hacer: Aclara el cepillo de dientes para eliminar residuos de pasta, y luego colócalo con la cabeza hacia arriba para que el agua caiga y el cepillo se seque.

4. Dejar que varios cepillos de dientes se toquen

"Uno de los errores más grandes que la gente comete es guardarlos de manera que las cerdas te toquen con los cepillos de los demás, posibilitando que se contaminen los unos a los otros".

En su lugar debes: Cuidar que tu cepillo de dientes no se toque con el de otra persona e intenta que haya una buena circulación de aire para que se seque por completo.

5. Contaminar tu cepillo con productos de limpieza

"Guardar tu cepillo de dientes en un lugar en el que puede entrar en contacto con productos de limpieza no es una buena idea, ya que contienen químicos potencialmente tóxicos que pueden afectarte si los ingieres".

Deberías: Mantener tus cepillos de dientes alejados de zonas donde podría entrar en contacto con productos de limpieza y procura que esos productos estén guardados en el lugar correcto.

6. No cambiar el cepillo de dientes cuando debes

"Un cepillo de dientes desgastado no puede limpiar los dientes con propiedad y puede dañar tus encías. Es importante cambiar de cepillo de dientes de manera regular, cuando las cerdas se empiezan a separar, ya no tendrás una limpieza adecuada".

Qué debes hacer: Cambia de cepillo de dientes cada dos o tres meses, o incluso antes si los filamentos se estropean. También es buena idea cambiarlos después de haberse puesto malo, por ejemplo con un catarro, así reduces el riesgo de una recaída.

Vía: www.goodhousekeeping.co.uk