Razones por las que debes eliminar los champús con sulfatos y los parabenos

Estos componentes están destrozando tu cabello en cada lavado.  

Lo más popular

Llega la temporada estival y debemos cuidar nuestro cabello más que nunca. Todos conocemos cómo los agentes externos como el cloro o el sol afectan de manera directa y dañina a la fibra capilar pero… ¿qué sucede con los productos que utilizamos para lavarnos el cabello? 

Los expertos de Freshly Cosmetics, una marca cosmética con ingredientes naturales y libres de tóxicos, nos explican  cómo afectan las siliconas y los sulfatos de los productos que utilizas para lavar tu pelo y cómo lo están dañando.

Publicidad

¿Qué son las siliconas?

Las siliconas son polímeros, es decir, grandes grupos de moléculas de silicio combinadas con oxígeno que tienen múltiples aplicaciones: lentes de contacto, moldes para horno, aislantes y, cómo no, en gran parte de los cosméticos convencionales. Además no son biodegradables.

Crean una capa superficial en el cabello evitando que esté en contacto con el exterior. Esto le confiere un aspecto sedoso y suave después de la ducha. Sin embargo, este efecto es totalmente artificial y es dañino para su salud. Impiden que la piel y el cabello respiren, dificultando la regeneración natural de las células. A la larga producen sequedad por su carácter hidrófobo, impidiendo que el agua u otros ingredientes nutritivos penetren en el cabello. Con el uso prolongado se acumulan, haciendo que se ensucie antes y tenga mal aspecto. Además las siliconas incorporan peso a nuestras fibras capilares, por lo que da como resultado un menor volumen y sensación de apelmazamiento.

Lo más popular

¿Qué son los sulfatos?

Los sulfatos son sales de ácido sulfúrico. Combinados con otros compuestos como el lauryl alcohol y el sodium carbonate dan lugar a los conocidos SLS (Sodium Lauryl Sulfate): agentes tensioactivos usados para la limpieza y la eliminación de grasas. Principalmente funcionan volviendo solubles estas grasas en agua.

En el champú, la función de los sulfatos es remover toda la grasa y suciedad del cabello. Su alto poder limpiador sumado al bajo precio de estos compuestos hacen que estén presentes en casi todos los champús. Precisamente este elevado poder detergente hace que su uso continuado ocasione una profunda sequedad, debilitamiento del cabello y, en muchos casos, irritación. El hecho de eliminar completamente la grasa de la fibra capilar deja desprotegido nuestro cuero cabelludo de los aceites naturales que éste produce. Esto hace que nuestro cabello trate de producir más aceites para compensar esta eliminación, lo que aumenta la producción de sebo y hace que nuestra melena dure menos tiempo limpia.

Y la pregunta del millón, ¿qué sucede cuando además mezclamos los dos en un mismo cóctel?

La combinación de ambos compuestos hace que nuestro cabello se vea dañado por las contradictorias funciones de ambas sustancias. La sequedad que producen los sulfatos hace necesaria la aportación de siliconas para que el pelo quede suave. De la misma manera, la gran cantidad de siliconas hace que nuestra melena se ensucie más rápido y necesitemos limpiarla más a menudo, entrando así en una espiral que agrede nuestro cabello y hace que no crezca de manera saludable.

Una melena más sana

Para conseguir un cabello sano debemos potenciar los procesos naturales de los que dispone mediante ingredientes naturales. Es necesario, por tanto, evitar totalmente el uso de siliconas y sulfatos. ¿El reto? Conseguir que el pelo que sale de la raíz esté lo más sano posible y no maltratarlo mientras crece.

En un champú natural las siliconas se sustituyen por ingredientes naturales destinados a hidratar, suavizar y mejorar el folículo capilar. Los sulfatos, por su parte, se pueden sustituir por unas sustancias denominadas 'tensioactivos naturales', derivados del coco que producen una pequeña espuma de burbujas y que presentan una textura cremosa. Tienen un poder detergente medio y un índice de irritación muy bajo.

La pregunta más frecuente que los consumidores realizan cuando quieren cambiar de rutina capilar es la siguiente: ¿Qué notaré al cambiar de un champú con siliconas y sulfatos a un champú natural 100% libre de tóxicos? Vamos a explicarlo por etapas:

Etapa 1: Antes de empezar con el cambio, nuestro cabello está cubierto totalmente por siliconas. Interiormente es posible que el pelo esté reseco y sin brillo por la agresividad de los sulfatos y la repulsión hidrófoba de las siliconas.

Etapa 2: Al empezar a desintoxicarnos de las siliconas notaremos que nuestro pelo genera un efecto "frizz" al lavarlo. Este es el proceso de desintoxicación y el cabello áspero que aparece es nuestro pelo natural, al no aportarle las siliconas de las que dependía. Con esta acción le estamos diciendo a nuestra melena que debe empezar a trabajar de manera natural, creando así aceites naturales.

Etapa 3: Después de dos o tres semanas desintoxicando el cabello de las siliconas y los sulfatos, notarás una melena mucho más sana. Tu cabello está más manejable y queda con un efecto "push up" ya que las siliconas no lo apelmazan. ¡Ya estás notando los primeros beneficios de detoxificar tu pelo!

Etapa 4: Al cabo de los meses, tu cabello habrá recobrado todas las funciones. Notarás una melena con aspecto sano y natural, con mejor brillo, que crece más fuerte y sobretodo dura más tiempo limpia.

cuidados pelo en verano
Artículos relacionados
lo que tu peluquero no te dice
Artículos relacionados
mujer pelo ducha
Artículos relacionados