Brujas, una ciudad de cuento perfecta para una escapada de fin de semana

Descubrimos una de las ciudades más​ bellas de Europa.

Brujas es una ciudad belga que te transporta directamente a un cuento. Es una ciudad pequeña pero tiene mucha magia concentrada cada esquina, en cada puente, en cada terraza....

¿Cómo llego?

El aeropuerto mejor situado para llegar a Brujas es el de Charleroi, a las afueras de Bruselas. Desde allí puedes llegar a Brujas en tren o alquilando un coche para moverte más cómodamente por otras zonas del país.

Publicidad

¿Dónde me alojo?

Al ser una reclamo turístico, Brujas está lleno de hoteles con mucho encanto. Una de las opciones más céntricas es el Hotel Loreto, en la calle Katelijnestraat 40, desde 80 € la noche.

¿Qué comer en Brujas?

Como en el resto de Bélgica, los verdaderos protagonistas de su gastronomía son los mejillones, siempre acompañados de unas patatas fritas. Por supuesto, debes probar la cerveza de la zona ya que suele ser excelente en cualquiera de sus variedades. Y para darle un toque dulce, no te olvides del chocolate. Los más golosos disponen hasta de un museo, el Choco-Story para deleitarse con su afición. Está abierto de 10 a 17 horas y la entrada cuesta 5€.

Lo más popular

¿Qué visitar?

Pasear por la ciudad y disfrutar del ambiente de fantasía que se respira es una de nuestras primeras recomendaciones. Visita el Lago del Amor, donde tendrás unas vistas de ensueño. Allí se respira un ambiente íntimo y relajante perfecto para una escapada romántica. 

La Plaza del Mercado es muy conocida por sus bellas fachadas y por su campanario, al que se puede subir. Después visita Burg, al lado del Grote Markt (plaza del mercado), donde podrás encontrar la Basílica de la Santa Sangre, el antiguo palacio de justicia y el Ayuntamiento. 

Aprovecha y da un paseo en uno de los barcos que transita el río Dijver que rodea el centro histórico de la ciudad.

Reserva un día para salir del casco antiguo en bicicleta y  dirigirte a la puerta de Kruispoort, donde están localizados los famosos molinos de viento sobre una manta de hierba verde.