Cómo quemar más calorías con tus tareas diarias

​Tu día a día está lleno de tareas que puedes convertir en entrenamientos improvisados.

Lo más popular

Hay muchas maneras de mantener una vida saludable y, con ello, conseguir perder el peso que te sobra. Además de mantener una dieta saludable y variada, sin exceso de azúcares ni de grasas saturadas, hay pequeños cambios en tu rutina diaria que te pueden ayudar a mantenerte más en forma que nunca.

Siempre por las escaleras

Empieza ya a cambiar el ascensor por las escaleras siempre que puedas. Subir las escaleras quema de media unas 9 calorías al minuto, subiéndolas a buen ritmo. Y para quemar más calorías todavía, te recomendamos que las subas lo más rápido posible. Y si llevas algo de carga (como una mochila, las bolsas de la compra, etc.) te ayudará a complicar un poco más este gesto y a aumentar el gasto calórico.

Publicidad

Pasar el aspirador con brío

Sabemos que no es la tarea favorita de nadie, pero hay que hacerlo. Pasar el aspirador puede convertirse en una actividad fitness. Realizar esta actividad de limpieza durante 1 hora puede quemar más de 200 calorías. Para convertirla en un 'minientrenamiento', te proponemos que cuando des un paso en cualquier dirección lo hagas a lo grande y ejecutando una zancada. Así entrenarás tus piernas y glúteos a la vez que limpias la casa. 

Lo más popular

En la oficina, entrena los hombros

Si pasas mucho tiempo sentada en la oficina, puedes parar unos minutos y entrenar tus hombros no solo para tornearlos bien, sino para aliviar la tensión que se acumula cuando nos colocamos en una mala postura. Nuestra embajadora Isasaweis te enseña cómo conseguir unos hombros más bonitos sin apenas esfuerzo en este vídeo.

Ver la tele de manera activa

Dejarse caer en el sofá para ver un rato la televisión es algo que todo el mundo hace. Se puede decir que es una de las actividades predilectas de los más vagos. Pues este estado de inactividad solo te ayudará a consumir 64 calorías a la hora, así que, si deseas perder peso, debes replantearte cómo debes ver al televisión.

Si tienes una bicicleta estática, tienes un entrenamiento perfecto mientras ves la televisión. El tiempo se pasará más rápido mientras ves tus programas favoritos a golpe de pedal. Si pedaleas de manera fácil y sin esfuerzo, quemarás unas 200 calorías a la hora, pero si aumentas la intensidad podrás quemar 300 calorías o más. ¡Tú decides!

Bayetas al suelo cuando limpies el polvo

Limpiar el polvo de la casa puede ser un poco más divertido si usamos ese tiempo para trabajar nuestro cuerpo. Esta actividad puede quemar cerca de 160 calorías si la realizas durante una hora. Nosotras te proponemos que pongas las bayetas en el suelo de vez en cuando y realices una tabla de ejercicios como la que propone la entrenadora Amaya Fitness. Conseguirás entrenar tu abdomen, tus brazos y tus piernas, todo a la vez.

Mientras esperas en la cocina...

¡Haz sentadillas! Cocinar es un proceso lento en algunos casos, esperar a que se caliente el aceite, el agua, a que se cueza el alimento... Todo este tiempo lo puedes aprovechar para hacer unas cuantas sentadillas, se trata de un ejercicio que te ayuda a esculpir las piernas y el trasero, quemando unas 200 calorías a la hora. ¿Te animas?

A la compra ve caminando

Si la compra que tienes que realizar no va a ser demasiado pesada, ve caminando en lugar de ir en coche. Esto contribuirá a que camines más durante tu día a día, sobre todo si trabajas sentada todo el día en una oficina. Y hablando del trabajo... Siempre que te sea posible, ve caminando hasta tu trabajo, bien bajando antes de tu parada en el transporte público o bien aparcando tu coche un poco más lejos. Estos gestos pueden parecer una pérdida de tiempo, pero, en realidad, lo que estás ganando es salud.

Haz más el amor

Ya sabemos que, según hemos publicado en esta web, las parejas más felices hacen el amor una vez a la semana, pero no podemos olvidar que es una actividad física vigorosa (y divertida) que ayuda a quemar calorías. De hecho, 20 minutos de sexo ayudan a quemar cerca de 200 calorías. Así que es una actividad tan buena como cualquier otra para librarse de esos kilos que queremos perder. 

Juega más con tus hijos

Estés en casa o en el parque, jugar con tus hijos es una manera magnífica de moverte. Saltar, correr y lanzar la pelota con tus pequeños en lugar de observarles en la distancia sentada es una buena manera de mover todo el cuerpo y de crear un vínculo especial con ellos.

Si no tienes hijos, puedes recurrir a bailar sola en casa siempre que suene una canción que te guste. Este gesto tiene un efecto liberador y, además, quemarás cerca de 300 calorías si lo haces durante una hora.

Bésame mucho

Sí, besos. Una buena sesión de besuqueos con tu pareja puede ayudarte a quemar calorías y no solo por la elevada temperatura que alcanzaréis. Un simple beso puede llegar a quemar 12 calorías por minutos, así que prepara tus labios para adelgazar sin esfuerzo.