HIIT: entrenamiento quemagrasas

Con un entrenamiento de alta intensidad quemarás más grasas en menos tiempo​

Lo más popular

Perder la grasa del abdomen es uno de los objetivos más recurrentes de muchas personas y, en especial, de muchas mujeres sobre todo cuando llega el momento de 'destaparse'. Y cuando nos enfrentamos a este reto, no debemos enfocarlo solamente como una pérdida de peso, sino como una pérdida de grasa. Cabe decir que es muy complicado perder grasa de una zona localizada, pero si es en el vientre donde más la acumulas también es el lugar donde más vas a notar sus efectos. Por esta razón, te proponemos un entrenamiento que te va a ayudar a perder la grasa.

Publicidad

Una manera más rápida y eficaz de entrenar

Si de verdad deseas perder esa grasa de más que se te acumula en zonas problemáticas, lo que debes hacer es elegir ejercicios que impliquen a tus músculos de manera más intensa y activa. Es decir, trabajar al 80-90% de tu capacidad en lugar de trabajar a una intensidad moderada, es decir al 50-70% de tu capacidad. ¿Esto qué quiere decir? Pues que debes desterrar esas largas sesiones de cinta o bici suave como tu principal entrenamiento para quemar grasas, este tipo de ejercicios los puedes hacer en tus días de recuperación, porque también tienen sus beneficios, pero no van a darnos lo que queremos de manera rápida. 

Lo más popular

Por lo tanto, la mejor manera que tienes de quemar la grasa de tu cuerpo y controlar tu peso es haciendo HIIT (High Intensity Interval Training). Es un tipo de ejercicio que dura poco, alrededor de 20 minutos, sin incluir calentamiento y estiramientos, porque se requiere un nivel físico alto para llevarlo acabo, así que si eres principiante en esto del deporte, es mejor que te lo tomes con un poco más de calma. Consiste en intercalar ejercicios a máxima intensidad con tiempos de reposo. Es decir, que si realizas un esfuerzo de alrededor de 20 segundo, el ejercicio de reposo debe durar unos 10 segundos. Diversos estudios afirman que esta combinación ayuda a acelerar el metabolismo y que el cuerpo continúa quemando calorías incluso 24 horas después de haberlo practicado.

De hecho, un estudio de la Universidad de Leicester afirma que el HIIT ayuda a regular el azúcar en sangre y con ellos cómo se consume y almacena, consiguiendo prevenir el sobrepeso, la obesidad y la diabetes Tipo 2, ligada a estos factores. El HIIT consigue acelerar el metabolismo y que nuestro cuerpo consuma la energía de manera más eficaz. Y al regular los picos de azúcar en sangre, nos ayuda a regular nuestro apetito también, por lo que seremos menos propensos a darnos un atracón.

Debido a la intensidad del trabajo de este tipo de entrenamientos, solo se pueden hacer un máximo de 3 veces por semana, dejando al menos un día entre cada rutina HIIT.

Distintas maneras de practicar HIIT

El HIIT se caracteriza por ser una actividad de lo más versátil. Puede adaptarse a casi cualquier tipo de deporte, por ejemplo el running o la natación, solo tienes que llevar a cabo los intervalos de alta intensidad y los descansos activos durante 20 minutos y listo.

Pero también puedes hacerlo en el gimnasio con la cinta de correr, la bicicleta o la elíptica. Hazte con un cronómetro y, después de haber calentado bien todo el cuerpo, comienza con cinco minutos de pedaleo o caminata suave, después añade intensidad sea mediante velocidad, poniendo una cuesta o endureciendo la máquina para que te cueste más pelear. Realiza el esfuerzo al máximo y después vuelve al pedaleo suave. Realiza esta combinación unas 20 veces, para empezar, esto sumará unos 10 minutos de esfuerzo, y vuelve a pedalear suave durante 5 minutos para disminuir tu frecuencia cardíaca, que se ha tenido que disparar durante los segundos de máximo esfuerzo.

También puedes hacer este tipo de entrenamiento usando movimiento funcionales con el peso de tu cuerpo como por ejemplo sentadillas, zancadas, burpees, flexiones o saltos a la comba. O bien usando alguna mancuerna o pesa mientras haces estos ejercicios. Lo importante es variar de un ejercicio a otro y no dejar de moverte en ningún momento.

Te proponemos varios vídeos que puedes seguir según el tiempo que tengas, solo tienes que fijarte muy bien en cómo realizan cada movimiento e intentar imitarlo a la vez que estos instructores de fitness lo hacen. ¿Preparada? ¡A por ello!

Para mujeres ocupadas que no tienen más de 7 minutos para entrenar:

Para los que quieren ver diferentes niveles de dificultad:

Para las que ya están en forma y quieren darle un plus a su rutina para desprenderse de los kilos de más antes del verano: