¿Es normal tener fantasías sexuales?

Lo que piensa nuestro cerebro puede enriquecer las relaciones sexuales. Nuestro sex coach te lo cuenta.

Lo más popular

 A veces no puedo evitar tener fantasías sexuales mientras mantengo relaciones con mi pareja ¿es eso normal o significa que ya no me gusta?

M. J. (Teruel)

El cerebro puede considerarse como el órgano sexual más importante puesto que no solo regula la secreción hormonal sino que también afecta a nuestras emociones. Si pensamos algo que nuestro cerebro califica como placentero o excitante, nuestro cuerpo responderá abriéndose a la experiencia, mientras que, si nos cruza un pensamiento inhibidor del placer, nos costará poder disfrutar de las sensaciones placenteras que se estén produciendo en el cuerpo.

Publicidad

Las creencias restrictivas que hemos adquirido culturalmente pueden hacer que muchas mujeres sientan vergüenza o miedo de excitarse a través de sus fantasías. Sin embargo, estas fantasías pueden ser de gran ayuda para aumentar la excitación sexual: en primer lugar tuya, esto hará que expreses esa excitación en la relación con tu pareja y así contribuirá a que también aumente la excitación de él.

Lo más popular

El propósito de la fantasía no es desconectar de tu pareja, sino descubrir tus posibilidades eróticas y desarrollar tu creatividad sexual. Para que esto enriquezca vuestra relación sexual puedes incluir a tu pareja dentro de tus fantasías e incluso compartirlas con él.

Si las fantasías que mantienes durante la relación con tu pareja no le incluyen, lo que puede ocurrir es que te sientas energéticamente desconectada de él y el intercambio sexual entre ambos no sea armónico y placentero.

En cualquier caso, la energía sexual no entiende de restricciones y, si la limitamos, lo único que haremos será limitar nuestra capacidad de disfrute y de sentir placer. Por otra parte, el hecho de que tengamos fantasías sexuales, no implica que éstas se vayan a realizar. Algunas podremos realizarlas y otras se quedarán ahí, en nuestra mente. Si las reprimimos, tomarán fuerza y entonces es posible que el inconsciente se empeñe en hacerlas realidad; mientras que si nos permitimos darles forma y vivirlas en nuestra mente, ampliaremos nuestra consciencia sexual y aumentará nuestra capacidad de decisión para llevarla a cabo o no de una manera consciente y elegida.

Ten en cuenta esta frase: "La libertad de la fantasía no es ninguna huida a la irrealidad; es creación y osadía" (Eugène Dionesco).

Melania Mosteiro (Sex Coach acreditada por la Asociación Española de Terapia Sexual y Sex Coaching)

Coordinador del consultorio: Diego Jiménez, sex coach y director de Emocionarte Coaching (www.emocionartecoach.com)

Si quieres hacer alguna consulta, envía tu pregunta a contacto@womansdayspain.es