Sandra Barneda: "Me encerraron en un despacho y me preguntaron si era gay"

​La presentadora habla alto y claro sobre el problema de las mujeres homosexuales.

Lo más popular

La presentadora Sandra Barneda es una de las caras más visibles de la homosexualidad femenina en España y de los problemas a los que se enfrentan las mujeres tanto en vida laboral como en la personal. Aunque la homosexualidad está cada día más aceptada y se percibe con total naturalidad, en muchos casos existen trabas en el ámbito laboral, especialmente para las mujeres, que no tienen la misma visibilidad y parece que la misma aceptación que los hombres.

Publicidad

Sandra Barneda, en la imagen en el concierto de Rod Stewart el 5 de julio en Madrid, es una de las presentadoras más conocidas y queridas de nuestro país. Su homosexualidad fue muy comentada durante los primeros años y, tal y como ella ha manifestado, "fue muy duro". Ahora, con motivo de la celebración del Orgullo Gay, y un artículo publicado en el 'Diario de Ferrol' en el que el columnista atacaba al colectivo, Sandra ha querido responder con unas duras y polémicas declaraciones hechas a través de la web de Telecinco. Este gesto se torna muy necesario no solo para defender a todo el colectivo, sino para plantar cara y hablar con orgullo de lo que es, sin dejar que nadie se vuelva a interponer en su camino.

Lo más popular

Las palabras de la presentadora  surgen a raíz de una columna de opinión ofensiva publicada hace unos días y que, tras incluir frases como "el Día del Orgullo Gay, día en el que gays y maricallos... se corren jolgorio con despelote en vías públicas", tuvo que ser retirada de la versión web tras ser considera ofensiva y homófoba. 

"Apunto al periódico, al medio, al 'Diario de Ferrol' toda la irresponsabilidad de publicar semejante texto, tan ofensivo ante una parte de su ciudadanía...  De poco sirve una disculpa, aunque por supuesto se debe pedir. Al susodicho, ni agua, ni una palabra más voy a gastar", cargaba Sandra Barneda contra el columnista.

También admite con valentía cómo ha sido ser lesbiana y vivir con miedo a ser quien es en su entorno laboral. "Ha sido un proceso largo y en privado, como miles de españoles y españolas cuando deciden vivir su vida libremente y asumen su homosexualidad. Lo mismo ha sido en el terreno laboral, donde confieso que he sido a las que se las ha encerrado en un despacho y con autoridad moral me han preguntado '¿A ti te gustan las chicas?' Me negué a responder y descubrí que llevaban tiempo hablando sobre mi sexualidad a mis espaldas. No soy una excepción, por desgracia ha ocurrido a menudo y sigue ocurriendo", confesaba en la web la presentadora.

En el terreno personal

Otro terreno en el que su sexualidad le ha traído problemas ha sido el personal, donde afirma haberse "mostrado a medias". "Reconozco que jamás me he ocultado, pero me he mostrado a mitad y he sufrido por ello. Mis amigos y familiares, a su debido tiempo y, con un previo tragar saliva por miedo al rechazo, han sabido de mi homosexualidad... Ellos no preguntaban, yo no hablaba. Ese silencio acordado se me fue con el tiempo haciendo una bola difícil de tragar", reconoce Barneda.

"En las celebraciones familiares comencé a sentirme una persona desgraciada y triste porque todos mis hermanos llevaban a sus parejas. Y yo era incapaz de dar el paso por miedo y por la necesidad de dar explicaciones o tener que ser sometida a un interrogatorio que ni yo misma sabía dar con la respuesta. ¿Acaso a alguien se le pregunta por qué es heterosexual? Mi necesidad de vivir una vida completa me llevó a expresarme y a contarlo en casa y lo cierto es que he tenido la suerte de encontrarme con una familia en la que por encima de todo está el amor", relataba con sinceridad.

Me siento afortunada por vivir en un país pionero en la ley de Matrimonios Honosexual

Otro de los temas que Sandra ha tratado en su escrito es la necesidad de sentirse apoyada en todo momento: "He recibido cientos de emails de personas que me han contado su historia y me han ayudado a entender que estamos en el camino, pero queda mucho para la ansiada igualdad. Me siento afortunada por vivir en un país pionero en la ley de Matrimonios Homosexuales y una sociedad que avanza a pasos agigantados".

Y, dispuesta a demostrar que quiere ser feliz sin preocuparse por la opinión de los demás, Sandra ha confesado las pequeñas cosas que le hacen feliz: "He necesitado muchas noches para aceptarme. Me considero una superviviente, una más que desea amar con libertad, salir a la calle y besarme con mi chica, pasarle la mano por la espalda, quitarle la migaja de pan en la comisura, recibir un beso espontáneo sin sentirme coartada o expuesta... Me emociona ver todos aquellos que lo han hecho, a pesar de sentir en el cogote el peso de las miradas. Pero entiendo a aquellos que quizás no lo hagan nunca y no los juzgo por ello. Somos muchos, una marea de colores que a pesar del sufrimiento decidió dar su mejor sonrisa".

Así pues, Sandra quiso concluir su manifiesto mandando un mensaje de ánimo y esperanza a todos: "Feliz Orgullo a todos. Vivamos las fiesta con nuestra mejor sonrisa. Celebramos que cada año hemos avanzado un poquito más. Yo pienso hacerlo, ¡celebrar! Por todos aquellos que han luchado por tener la libertad que tengo ahora, por haber entendido a tantos con los que he disentido... celebremos nuestro amor libre", pedía con entusiasmo la presentadora, que espera no tener que volver a encontrarse con muestras tan intolerantes como la que ha vivido últimamente.

Vía: www.diezminutos.es