7 claves para no meter la pata si reservas tus vacaciones en internet

Buscar hotel, vuelo o casa para veranear puede ser agotador  incluso para el usuario más experto y no siempre tiene por qué salir bien.

Lo más popular

Entre millones de opciones, precios y opiniones que hay en Internet es fácil perder el tiempo y también el dinero a la hora de reservar las ansiadas vacaciones.  El comparador de precios y buscador de hoteles Trivago.es da 7 consejos para que cuando reserves  un alojamiento todo resulte perfecto.

1. Reserva en el momento ideal

Tal y como indica un estudio elaborado por el buscador de hoteles, el mejor momento para reservar un alojamiento es un mes antes del viaje ya que es cuando más ahorro tendrás, ya sea verano o invierno.

Publicidad

2. Compara precios

Una misma habitación de hotel puede tener varios precios dependiendo de la página donde mires. Así, antes de reservar debes comparar en varias webs para saber cuál ofrece el mejor precio. Te sorprenderás de las diferencias que puede haber entre ellas.

3. Utiliza filtros de búsquda

En las webs de reserva y comparadores es posible ordenar y filtrar resultados por precio, estrellas, valoración, distancia e incluso por otros filtros que hacen referencia a las instalaciones y servicios del alojamiento como mascotas, spa, desayuno o wi-Fi. Utilízalos ya que los resultados se ajustarán más cerca de tu idea de vacaciones o alojamiento ideal.  

Lo más popular

4. Lee las opiniones de otros viajeros

El precio y las estrellas de un alojamiento nos dan una idea de su relación calidad-precio pero son las valoraciones de otros huéspedes las que te darán un visión más real. Si un hotel o casa tiene muchas valoraciones positivas, lo normal es que sea un buen sitio para dormir. Si por el contrario, tienes valoraciones negativas, deberías descartarlo: nadie se queja por gusto. Así que dedica un tiempo a leer las experiencias de otros viajeros  para hacerte una idea de lo que se puede esperar de los servicios e instalaciones del sitio antes de elegirlo.

5. Comprueba los datos de la reserva

Cada hotel y web de reserva tiene sus propias condiciones, por lo que hay que informarse de todo lo que incluye la tarifa que vas a pagar y lo que no. También es conveniente revisar el nombre y ubicación del hotel así como las fechas de entrada y salida del alojamiento: aunque parezca muy obvio, este es uno de los errores más comunes que cometen los viajeros a la hora de reservar.

6. Busca inspiración

Revistas y blogs de viajes son una buena fuente de información práctica e ideas sobre cómo viajar, dónde dormir, qué lugares visitar, dónde probar la gastronomía local y cuáles son las mejores actividades. En muchos casos, se trata de recomendaciones basadas en información de primera mano o la propia experiencia de los redactores o blogueros. 

7. Saca provecho de las aplicaciones móviles

De cada vez más viajeros utilizan aplicaciones para planificar y organizar sus viajes. Se pueden encontrar desde apps para reservar vuelos o encontrar Wi-Fi hasta de opiniones de restaurantes y de destinos. Y, por supuesto, también existen aplicaciones para reservar alojamiento. Algunas incluso pueden utilizar tu ubicación para buscar hoteles cerca de ti y reservar hoteles en el último momento. Solo es cuestión de descargar aquellas que vayan a ser útiles durante el viaje.