9 consejos para que tu pelo sobreviva al verano

A seguir a rajatabla especialmente si lo llevas teñido.​

El sol, el cloro de las piscinas y el agua del mar son los principales enemigos del cabello durante el verano. ¡No te apures! Podrás reducir los efectos de estos agentes y conservar tu pelo sano, brillante y bonito con unas medidas muy prácticas y sencillas como aconseja la firma experta en cuidado capilar Naturtint.

  1. Alimentación adecuada. Para conseguir que el pelo luzca sano y bonito es importante que lo cuides también por dentro con una alimentación rica en nutrientes, minerales, proteínas, hierro y vitaminas.
  2. Lávalo con agua tibia. No abuses del agua caliente porque puede hacer daño al pelo al abrir demasiado la cutícula. Moja bien el pelo con agua tibia para ir eliminando residuos de productos y suciedad. Luego aplica el champú, frota y retíralo con agua tibia. Finalmente, si lo resistes, deja caer agua fría por la cabeza durante 30 segundos como mínimo. El frío hace que la cutícula se cierre bien y genere brillo.
  3. Usa champú natural. Elige uno rico en biolípidos y polímeros naturales para que el pelo esté hidratado y nutrido.
  4. La frecuencia ideal. Lavar el cabello a diario provoca que pierda su aceite natural volviéndolo opaco y quebradizo. Lo ideal es cada dos o tres días. No deberías aumentar la frecuencia ni siquiera con el pelo graso ya que lavarlo con frecuencia no produce sequedad sino todo lo contrario.
  5. Aplica acondicionador. Protege el cabello con productos naturales y ecológicos para devolverle suavidad y facilitar el peinado.
  6. Buen uso del cepillo y el peine.  No lo peines de forma brusca porque destruirás sus fibras. Tras lavarlo, debes sacarlo con una toalla y presionarlo sin estrujarlo. No lo cepilles cuando está enredado. Usa el acondicionar y después pasa el peine.
  7. Sérum semanal. Fortalece y densifica la melena con un sérum con ingredientes naturales y ecológicos.
  8. Mascarilla natural. Elige una natural y de vez en cuando, cada 10 días aproximadamente, prepara una natural con huevo, una cucharada pequeña de aceite de oliva y dos cucharadas de mayonesa. Aplícala sobre el pelo, deja que actúe entre 15 y 30 minutos, acláralo bien y lávalo con tu champú habitual.
  9. Secador y planchas con moderación. Utiliza el calor lo menos posible. Sécatelo a unos 13 ó 30 centímetros de distancia y no lo pegues nunca a un mechón. Si usas planchas, aplica unas gotas de aceite de oliva en las puntas para evitar que se agrieten.