Las niñas de 12 años son las que más acoso escolar sufren

Los datos sobre el acoso escolar han crecido un 75% en los últimos años y se está agravando con el acceso a las redes sociales entre los menores.

El acoso escolar es un problema que tiene cada día más visibilidada. El problema ahora es que ese bullying ha salido de las aulas y se ha metido directamente en el bolsillo de los adolescentes a través de sus móviles. Ahora la mayoría posee un smartphone con conexión a internet, y por tanto, a todo tipo de redes sociales y a programas de mensajería instantánea como WhatsApp. A través de estos medios, se producen un acoso constante tanto en el colegio como fuera. Y lo más preocupante es el porcentaje de niños a los que afecta.

Publicidad

El 44% afirma que ha sufrido acoso escolar durante más de un año, y el 70% lo vive a diario, según datos del estudio realizado entre ANAR y Mutua Madrileña. Si estas cifras te resultan alarmantes, más lo será que hayan crecido los casos hasta un 75% desde 2009. De los 154 casos conocidos en ese año, hemos subido a los 573 en el 2015.

Los motivos son muchos. Ser tímido, ser diferente, no vestir a la moda, tener hobbies diferentes a los de la mayoría de niños, tener un defecto físico... Las víctimas de esta desgracia suelen tener una edad comprendida entre los 12 y los 13 años. Y las niñas lo sufren más que los chicos, un 51% frente a un 49%. Y aunque parece que los niños se han abierto más a los padres, todavía un 30,7% de los niños que sufren acoso escolar no lo cuentan. Entre las razones por las que no lo hacen encontramos que los menores no quieren preocupar a sus padres, provocar represalias en el colegio o que sus padres tengan una reacción desmedida contra el colegio o sus acosadores. 

Lo más popular

El acoso escolar provoca una serie de efectos psicológicos en sus víctimas. Es habitual que aparezca tristeza, depresión, baja autoestima, soledad, o rabia. Este estado anímico afecta a la relación con sus familiares y seres queridos. Y además, provoca una bajada del rendimiento escolar, por lo que denunciarlo se torna cada vez más importante.

El lugar al que acudir es el número de ayuda de la Fundación ANAR (900 20 20 10) que lleva activo más de 20 años. Aquí ofrecen asesoramiento y apoyo tanto a niños como a padres y colegios que sufren de cerca el acoso escolar.