Aguas frutales, la mejor bebida para hidratarte y cargarte de energía

​Llenas de vitaminas, minerales y fibra, resultan muy refrescantes, permiten un sinfín de mezclas y te ayudan a cuidarte por dentro y por fuera.

Lo más popular

Sacian, refrescan y ayudan a tu organismo, gracias a sus vitaminas, minerales y fibra, características que convierten a las aguas frutales en las bebidas imprescindibles del verano. Rosa González, asesora de belleza, naturópata y experta en terapias alternativas del Herbolario Capitán Haya de Madrid (917 705 393), nos habla de estas bebidas en exclusiva para Woman's Day.

¿Por qué son buenas las aguas frutales? Cada una de las recetas de aguas tendrá un beneficio particular, pero las ventajas de tomarlas periódicamente pueden ser inherentes a todas ellas. Como primera medida, debemos decir que nos hidratan sin aportar demasiadas calorías. Esto es perfecto si estamos haciendo dieta. 

Publicidad

¿Cuáles son sus beneficios? Nos brindan una buena nutrición según las frutas ingeridas: vitaminas, proteínas, minerales y fibras todo en un mismo vaso. Las aguas de frutas, además, evitan o eliminan la retención de líquidos, nos sacian el apetito, nos refrescan en verano y aumentan nuestras defensas para el invierno. 

¿Sirven para todo? Para casi todo, para transportar oxígeno y nutrientes a todo el organismo, proteger los órganos y permitir que trabajen correctamente, mantener la piel joven y suave, lubricar las articulaciones, estimular los músculos, evitar el estreñimiento....

Lo más popular

¿Cuántas deben tomarse? Tomar aguas saborizadas naturales varias veces a la semana es beneficioso. Conviene saber, eso sí, que las aguas saborizadas que se venden en los mercados no suponen lo mismo en el organismo, pues cuentan con una gran cantidad de conservantes, colorantes artificiales y otras sustancias químicas. Por ello, nada mejor que prepararlos en casa. Nos llevará sólo unos minutos y hasta serán más asequibles.

¿Cómo tomarlas? Si no eres de beber mucha agua porque te aburre o porque te gusta añadir un poco más de sabor a tus comidas aprovecha las diferentes mezclas de aguas saborizadas. Empieza la mañana bebiendo un vaso de agua con frutas: tendrás mucha más energía y vitalidad para afrontar toda la jornada. Puedes añadir semillas, hierbas, hielo y las frutas que quieras o tengas. Durante todo el día, dentro o fuera de las comidas. Lo ideal es beber un vaso por la mañana (desayuno) otro a mitad de la mañana, uno en el almuerzo, otro por la tarde y el último por la noche con la cena. Le estarás dando a tu cuerpo todo lo que necesita: hidratación, nutrientes, vitaminas y recetas naturales sin aditivos químicos.

¿Qué aportan las frutas a nuestra salud? Entre las vitaminas más importantes que podemos encontrar en muchas frutas destacan la vitamina C, la provitamina A, nutrientes de acción antioxidante y el betacaroteno. En pequeñas proporciones también podemos encontrar algunas vitaminas del grupo B. Resultan ricas en minerales como el potasio para mantener un sistema nervioso sano y magnesio, que ayuda a mejorar el funcionamiento intestinal. Además, contienen una gran cantidad de fibra como la pectina, soluble en agua. Lo más recomendable es que las frutas no sean peladas, ya que la mayoría de la fibra la encontramos en las cáscaras. Por eso es interesante que utilices las ecológicas. Asimismo, su alta cantidad de agua le da un gran poder depurativo. También contienen fitoquímicos, los pigmentos que le dan el color y el aroma a todas las frutas. Igualmente poseen propiedades y beneficios antioxidantes, que ayudan a retrasar el deterioro de los tejidos orgánicos.

Cómo preparlas

Elige la fruta que vas a utilizar, quita piel y semillas si es necesario y máchala al gusto (en un mortero o con un tenedor). Añade la hierba o especia que te guste y apriétala con la fruta para que se mezclen los aromas y sabores. Incorpora el agua y pon cubitos de hielo. Así de fácil y lista para tomar.