Cómo actuar en caso de tener un accidente y qué papeles tienes que tener a mano

​Esperamos que nunca tengas que ponerlos en práctica, pero por si las moscas, toma nota de los consejos que dan los expertos en caso de tener un accidente de coche.

Lo más popular

Cualquier percance con el coche es siempre desagradable. Esperamos que no te pase nunca, pero si en un futuro te ves implicada en una accidente, no pierdas la calma y sigue las pautas que nos dan  desde Tuaccidente.com, bufete de abogados especializado en la reclamación de indemnizaciones en accidentes. 

Tras comprobar que tú misma estás ilesa y no has sufrido daños, comprueba el estado del resto de pasajeros. Si todos estáis bien hay que señalizar la zona y seguir las normas que nos marca la DGT y encender luces de emergencia, ponerse los chalecos reflectantes y colocar los triángulos homologados  a de los coches accidentados para avisar a otros coches. La clave es hacerse ver correctamente y actuar de forma rápida pero certera, con el fin de no crear un situación de mayor peligro y reducir el mínimo el riesgo de atropello o colisión.

Publicidad

En cuanto al triángulo, la actual legislación es clara: debe ser visible por detrás como mínimo desde unos 100 metros. Y si la vía es de doble sentido, debes colocarlo a unos 50 metros  por delante. 

Si te quedas parado en un cambio de rasante o una curva sin visibilidad, tienes que asegurarte de que vas a ser visto. 

Si hubiera algún herido, lo primero es llamar al 112 y explicarle lo más detalladamente el punto kilométrico donde os encontráis y el estado de los heridos. No te pongas nerviosa y trata de explicarlo de manera clara y concisa, será la mejor forma de ayudar. 

Lo más popular

Si el golpe ha sido con otro coche y uno de los dos admite su responsabilidad, hay que firmar un parte amistoso de accidente que facilitan las compañías de seguros. Este escrito es muy importante para poder recibir la indemnización por el siniestro, así que si se cumplimenta mal podemos tener serios problemas para cobrar una posible indemnización. Precisamente por eso es necesario que cada uno de los conductores rellene de forma apropiada dicho documento. 

En este escrito hay que indicar los datos de los vehículos implicados en el accidente, los deterioros que ha sufrido cada automóvil, la descripción del accidente con el mayor detalle posible, los datos de los testigos presenciales y todo el que haya estado implicado en el accidente. Cuantos más datos recabes, más fácil será en el futuro realizar cualquier trámite.  

Si alguno de los implicados en el accidente se niega a dar sus datos, llama a la Policía Municipal o Guardia Civil y serán ellos los que realicen el atestados y si se marchara antes de que estos lleguen, toma nota de la matrícula, modelo del coche (si puedes hazle fotos con tu móvil) y todo lo que creas que es importante.  Si hay testigos, intenta que te faciliten sus datos para poder declarar si es necesario.

El atestado de la Policía o Guardia Civil es muy importantes porque en él constarán todas las impresiones que los agentes perciban "in situ" de lo ocurrido, pudiendo ser determinante en el resultado del proceso.

Aunque haya sido un accidente leve, ¿a qué síntomas físicos debo prestar atención? 

Aunque el accidente haya sido haya sido leve, las primeras 72 horas son vitales porque es cuando los dolores comienzan a aparecer. Hay que acudir a urgencias o al médico con la menor molestia. La mayoría de personas sufren dolor de cuello tras recibir un golpe por detrás. Los accidentes de tráfico son la causa principal del latigazo cervical y podría incluso no permitirte ir a trabajar por culpa del dolor..

Tras el accidente, recuerda que tienes un plazo de 7 días para ponerte en contacto con tu compañía de seguros para "dar parte" de lo sucedido. Las entidades aseguradoras tiene la obligación de hacerse cargo de los gastos que el accidente acarrea, y más, si tú no has tenido la culpa. Te propondrán una oferta de indemnización en el plazo máximo de tres meses desde la recepción de la reclamación. Sin embargo, la mayoría de veces no es la justa. No está de más acudir a un abogado experto en accidentes para tener una segunda opinión y valorar si la indemnización debe ser más elevada.