Najat Vallaud-Belkacem, de cabrera en Marruecos a ministra de Educación en Francia

​A sus 39 años es una de las mujeres más poderosas de Europa, formando parte del gobierno francés como ministra de Educación, Instrucción Superior e Investigación​, la primera fémina en ocupar ese cargo.

Lo más popular

De abuelas española y argelina casadas con campesinos, Najat Vallaud-Belkacem nació en Bni Chiker, una humilde aldea marroquí, siendo la segunda de siete hermanos. Su padre tuvo que emigrar a Francia en busca de una vida mejor y no fue hasta que tuvo 4 años cuando pudieron estar todos juntos en el país galo. Hasta ese momento, la pequeña Najat ayudaba a su abuelo con las cabras, que eran su única fuente de ingresos.

Publicidad

En el país galo se instalaron en la periferia de Amiens, una pequeña ciudad al norte de Francia donde nacieron el resto de sus hermanos. De religión musulmana, la educación que recibieron los pequeños era estricta, pero protectora y afectuosa. Su madre se ocupaba de cuidar de sus hijos y la casa, mientras el padre era el que trabajaba.  En declaraciones al diario Libération la joven ministra afirmó: "Es doloroso admitirlo pero mi madre era la imagen de eso en lo que no debíamos convertirnos".

Najat Vallaud-Belkacem
Lo más popular

Najat –arriba en una imagen que compara su infancia con su vida actual que publica radiohouse.hn– estudió la carrera de Derecho y, cuando terminó, pasó a realizar Ciencias Políticas. Allí conoció a su marido, Boris Vallaud, que actualmente es uno de los hombres más cercanos al presidente de la República Francesa, François Hollande.

La pareja hizo carrera política de la mano, ambos unidos por sus ideas de izquierda, primero a nivel local y más tarde a nivel nacional, convirtiéndose en personas de total confianza de Hollande y la que fuera su pareja durante más de 25 años, la también política Ségolène Royal.

Cuando Hollande llegó al poder en 2012, puso a Najat al cargo del Ministerio de Derechos de la Mujer y Deportes, ampliando la ley de derecho al aborto, promoviendo leyes para la igualdad entre sexos y endureciendo el control sobre clientes de la prostitución y proxenetas.

Desde agosto de 2014 es ministra de Educación, Instrucción Superior e Investigación, cartera muy importante y considerada en Francia al tener el presupuesto más elevado del país. Ella misma ha declarado al diario argentino La Nación: "Soy consciente de mis responsabilidades. Mi desafío es cotidiano. Estar a la cabeza del primer presupuesto del Estado, del primer empleador de Francia y tener en mis manos el futuro de 12 millones de alumnos impone un solo desafío: contribuir al logro de la escuela para preparar el futuro de mi país".

Vallaud-Belkacem forma parte del grupo de jóvenes ministros que Hollande colocó en primer plano y es una de las figuras de izquierda del país galo que no tienen miedo a realizar políticas más liberales lo que le ha costado muchos enfrentamientos con algunos sectores de la población que no veían con buenos ojos su polémica reforma de la Educación. 

Según el diario Le Monde, el primer ministro Manuel Valls habla de ella como de una "revelación" y estima que encarna "una figura del futuro de la izquierda". 

En una entrevista concedida a La Nación declaró rotunda:  "La educación es la misión más linda que me hayan confiado jamás".