Ciberrobos o el arte de que te roben sin que te enteres

En verano usamos cada vez más los pagos a través de internet para reservar las vacaciones; no dejes que esto te deje sin un céntimo en los bolsillos.

Lo más popular

En plenas vacaciones de verano, algunos seguro que ya las tienen cerradas, pero para todos aquellos que están buscando un chollo en internet, un buen precio de última hora, les advertimos que tengan cuidado a la hora de poner los datos de su tarjeta de crédito al realizar la compra. Extremar las precauciones cuando hacemos transacciones online es la mejor manera de evitar que te "desplumen" en un abrir y cerrar de ojos. Por suerte, debes saber que estás protegida si copian los datos de tu tarjeta y los usan sin tu consentimiento.

Publicidad

El año pasado se detectaron más de 740.000 operaciones fraudulentas, lo que se tradujo en 46 millones de euros en pérdidas según datos del Banco de España. Aunque estas cifras parezcan asustarnos, estos fraudes sólo se producen en el 0,02% de las transacciones con tarjeta, lo que supone un índice bastante bajo.

Pero, ¿qué tipo de operaciones son estas? En su mayoría son compras a distancia (64%), aunque cabe destacar que un 32% se realizaron a través de pagos en establecimientos físicos. Es curioso como siempre que vamos a sacar dinero, miramos a nuestro alrededor comprobando meticulosamente que nadie nos vigila, y nos cuidamos mucho de que nadie vea nuestro código pin al teclearlo –algunos incluso limpiando las teclas después de haberlo marcado, para no dejar ni rastro-, sin embargo, la tasa de fraude en cajeros sólo asciende al 4%.

Lo más popular

Esto nos indica que el mayor número de robos con las tarjetas no es por perderlas o porque nos las roben directamente de la cartera (esto parece que está ya pasada de moda para los "ciberladrones"), sino que el motivo principal es el duplicado y la copia que bandas organizadas realizan para poder gastar el dinero de la tarjeta incluso en otros países.

Pero que no cunda el pánico. Aunque las webs y los sistemas de datos cada vez están más avanzados y protegidos para evitar los duplicados y las copias, aún no hay un sistema que lo impida completamente. Afortunadamente y gracias a la Ley de Servicios de Pago, el titular no toma responsabilidad, y en estos supuestos, le banco le deberá devolver el importe total de la operación no autorizada sin que el usuario se responsabilice de ninguna cantidad.

Si por otro lado, te han robado la tarjeta y la han utilizado sin tu consentimiento, la entidad también deberá devolverte el importe que se gaste a partir de la comunicación del robo. Lo que se hayan gastado antes, el banco también te lo devuelve con un importe máximo de 150 €, así que mejor que seas más rápido que ellos.