Consecuencias de la humedad en el hogar

​Después de las lluvias en otoño y en invierno, podemos encontrarnos con una desagradable sorpresa en casa, las humedades.

En época lluvias, estas provocan un incremento de humedad en las viviendas, llegando a causar daños graves en la estructura. Según la empresa Murprotec, si se produce un problema de humedades en un muro de carga de nuestro hogar, se puede debilitar hasta un 50%, poniendo en riesgo la estructura del edificio.

Uno de los problemas más habituales es la humedad por capilaridad. Esto se produce en terrenos y materiales que absorben demasiado el agua y la humedad. Por lo que se filtra el agua hasta los cimientos y va subiendo por los muros y paredes.

Publicidad

En estos casos, los materiales quedan degradados y empiezan a aparecer grietas o fisuras que deben tratarse cuanto antes. Como ya hemos dicho, una pared con humedades es una pared debilitada que no puede aguantar bien el peso que soporta, por lo que representa un peligro real para los habitantes de la casa o local.

Pueden causar problemas respiratorios

Hay muchos factores que intervienen en el desarrollo de humedades en nuestro hogar. La orientación de la casa, así como el lugar donde vivamos y las actividades que realizamos en ella pueden ser las causantes de este peligroso problema. Las tareas del hogar, la ducha y la cocina pueden incrementar la humedad del aire, lo que lleva a la aparición de hongos y mohos en la pared de nuestro hogar. Si esto llega a producirse, puede afectar de manera muy negativa a nuestro sistema respiratorio, especialmente en aquellas personas que sufran de asma, problemas musculares o de los huesos. El exceso de humedad también puede generar problemas de dermatitis.

No hay productos que puedan eliminar este problema, solo se soluciona mediante la extracción del exceso de humedad en nuestra casa.