Crecen los hogares 'monomarentales'

​Se produce un aumento de las familias donde la mujer es la única figura tutelar. Te contamos todos los datos.

Hogares "monomarentales", modernos y pobres

En los últimos años ha habido un enorme aumento de hogares en los que la madre es la única figura tutelar. Y, desgraciadamente, también ha ascendido el número de este tipo de familias en riesgo de pobreza.

Madre, de entre 36 y 45 años, divorciada y con un solo hijo; estudios secundarios realizados y que comparte vivienda con otras personas como medida de ahorro. Éste es el perfil de la mujer "monomarental", es decir las que encabezan una familia monoparental. Normal que se utilice este término, pues el 90% de las familias monoparentales están dirigidas por ellas.

Publicidad

Todo esto no suena tan mal, e incluso el nombre tiene cierto aire de independencia y modernidad, hasta que tocamos el punto clave: el económico. Más de la mitad de estas familias dispone de menos de 600 € al mes para salir adelante, lo que les hace estar por debajo del umbral de la pobreza (esto significa percibir menos de 7.961 € al año).

Esto se debe a que están en paro la mayoría de ellas, y las que trabajan, lo hacen en condiciones de precariedad, ya que el cuidado de los hijos y la falta de medidas de conciliación, les impide optar a empleos con mayores jornadas e ingresos, según alerta la ONG Save the children en su informe 'Más solas que nunca'.

Lo más popular

Para paliar esta situación, no se trata sólo de que los gobiernos las tengan más en cuenta y vivan a base de subvenciones, pues todo eso tiene fecha de caducidad en algún momento, sino que hay que atacar el problema desde la raíz.

La clave sería que los trabajos dieran más facilidades y opciones para que estas mujeres puedan ajustar su vida laboral a la personal, ya que muchas de ellas necesitan trabajar a tiempo parcial para poder compatibilizar su empleo con la maternidad, pues no olvidemos que hablamos de una familia con responsabilidades familiares no compartidas.

Según un estudio relacionado por la Fundación Adecco, las prácticas de conciliación laboral que tienen las empresas no son suficientes, pues aunque en un 44,4% te ofrecen la posibilidad de abandonar el trabajo ante emergencia familiar, tan sólo un 33% tiene un horario flexible o jornada intensiva, y la posibilidad de trabajar desde casa mediante teletrabajo.