Un nuevo estudio publicado en la revista especializada Circulation afirma que la grasa que se encuentra en la leche, el yogur y el queso ayuda a protege contra la diabetes tipo 2, según informa la National Public Radio de Estados Unidos.

Este estudio comenzó a finales de los años 80 en 3.333 adultos. Durante veinte años han tomado muestras de sangre a los participantes, que estaban divididos en dos grupos: uno tomaba una dieta con lácteos bajos en grasa y el otro con productos ricos en grasa, como leche entera, etc.

Publicidad

Uno de los autores del estudio, Dariush Mozzaffarian, decano de la escuela Friedman de Ciencias de la Nutrición de la universidad de Tufts afirma que "la gente que consumió más grasa de lácteos en su dieta tenía un 50% menos riesgo de padecer diabetes". Aunque han comprobado este efecto en la muestra, los investigadores no saben a ciencia cierta a qué se debe. Lo que sí han concluido es que dejar a un lado los productos desnatados contribuye a evitar la diabetes tipo 2 y a controlar el peso.

Lo más popular

De esta manera, quedaría desterrado el mito de que los productos desnatados son mejores para nuestra salud. De hecho, Mark DeBoer, pediatra de la Universidad de Virginia comprobó que los niños que tomaron leche entera ganaron menos peso a lo largo del tiempo que aquellos que tomaban leche desnatada.

Unos investigadores de Suecia también descubrieron que hombres de mediana edad que consumían leche entera y mantequilla durante un periodo de 12 años eran menos propensos a padecer sobre peso y obesidad que aquellos que eliminaron la grasa de los lácteos de su dieta.

Parece que la grasa que contienen esos lácteos te deja una sensación de saciedad durante más tiempo y no te lleva a comer más de otro tipo de alimentos. En concreto, Mozzaffarian afirma que la gente que toma productos lácteos bajos en grasa es propensa a consumir más hidratos de carbono. Este tipo de alimentos, sobre todo si son refinados como en los panes o cereales, son menos saciantes lo que lleva a que se consuman más calorías a lo largo del día.

Así que no te sientas culpable cada vez que disfrutes de un yogur griego o un café con leche entera, piensa que te va a ayudar a perder peso y ganar salud frente la diabetes tipo 2.