​Hábitos en la cocina que te hacen perder dinero

Te damos unos pequeños consejos para ayudar a tu bolsillo y al medio ambiente. ¡Toma nota!

Cocinar sale mucho más caro de lo que parece, sobre todo cuando tienes algunos hábitos que provocan que gastes energía de más, inflando así tus facturas de luz y de gas. Si quieres empezar a ahorrar en tus recibos, vigila que no tengas estos hábitos en el cocina, que te hacen perder dinero.

No colocas la tapa en la olla

Cocinar con la olla destapada puede que deje un agradable olor a comida casera en la casa, pero también puede costarte un ojo de la cara. Si cocinas sin tapa, el calor se escapa constantemente, y supone un gasto de un 25% más de energía que cuando la olla está tapada.

Publicidad

Eliges siempre el fuego más grande

Intenta colocar la sartén o cacerola en el fuego que tenga el diámetro más parecido, pero nunca mayor, pues perderás mucho calor.

No aprovechas el calor residual

Tanto en los fogones como en el horno. Apágalo unos 5 o 10 minutos antes del final de la cocción, el calor residual terminará de cocinar los alimentos y ahorrarás más energía.

Te quedas pensando con la nevera abierta

Es una de las peores costumbres; puedes dañar los alimentos más delicados y, además, tener la puerta de la nevera abierta más tiempo del necesario conlleva un gasto de luz extra para volver a enfriarla. Procura evitarlo.

Lo más popular

No descongelas bien los alimentos

Lo mejor es que saques el alimento congelado un día o varias horas antes de consumirlo, así se va aclimatando poco a poco. Si no te has acordado, no uses el horno y mucho menos lo pongas bajo un chorro de agua caliente. Esto implica un gasto enorme de luz y gas. En su lugar, usa el microondas, uno de tus mejores aliados para ahorrar en la cocina, puesto que no gasta ni la mitad de energía que un horno eléctrico.