Trucos para tener una economía saneada y no pasar apuros

Con pequeños gestos y una mínima inversión de tu tiempo encontrarás la forma de ahorrar cada mes y no pasar apuros económicos.​

Lo más popular

¿Quieres tener una economía saneada y no llevarte disgustos con los gastos? Conviértete en un contable doméstico simplemente con unos trucos fáciles, sencillos y efectivos. Ahí van.

Publicidad

1. Ten en cuenta tu presupuesto

Siéntate en una mesa con los recibos del banco de los últimos tres meses, y estudia todos los gastos que tengas en comparación con lo que ganas. Ambas cifras deben casar e incluso los ingresos deben superar siempre los gastos. Si tienes más gastos que ingresos, tienes que acortar los primeros de alguna manera. No te olvides de esos periodos en los que se gasta más, como navidades, cumpleaños, vacaciones, etc. Márcate un presupuesto realista que seas capaz de afrontar. Es como ponerse a dieta, si te marcas un objetivo demasiado descabellado, probablemente te vendrás abajo a la primera.

Lo más popular

2. Encuentra el mejor contrato

Tanto si es el de internet, el móvil, la luz, el agua o el gas asegúrate de tener la mejor oferta posible. La que fuera la mejor propuesta hace dos años, no lo es ahora, así que contrasta tus contratos con las ofertas y las promociones actuales, y no tengas la inocente ilusión de que la lealtad a una compañía tiene su recompensa, porque no es así. Estar con la compañía ideal te puede ahorrar más de 400 € anuales. Busca y rastrea el mercado para encontrar la mejor opción.

3. Comprueba que estás pagando los impuestos correctamente

Revisa siempre el borrador de la declaración de la renta. Infórmate de las posibles ayudas y ventajas que hay según las distintas edades y situaciones familiares y analiza que las cuentas de Hacienda salen como deben. 

5. Atenta con la información económica

Lee las páginas de economía y te sorprenderás de lo rápido que le coges el tranquillo. Aprende de las finanzas para estar seguro de que eres el mejor para manejar tu dinero. Una buena idea es descargar la app de tu banco en el móvil.

6. Medita antes de gastar

A no ser que vayas al gimnasio constantemente, piénsatelo antes de comprometerte a pagar el abono anual por adelantado. Sí, hay muchas cosas que por contratarlas en bonos de meses salen más baratas, pero si no estás segura de poder hacerlas, entonces perderás dinero. Piénsatelo dos veces antes de acceder a este tipo de gastos.

7. Revisa las condiciones de tu banco

Asegúrate de que las comisiones son las más bajas posibles y la rentabilidad, por el contrario, la más alta. Si no es así, negocia con ellos o incluso no dudes en cambiar de entidad si te ofrecen unas mejores condiciones.

8. Vende lo que no necesites o uses

De esta manera limpias la casa de un plumazo y te sacas un dinerillo extra. Te sorprenderá la de cosas que tienes en casa que no quieres para nada y que en el mercado tienen un valor elevado. Véndelas para sacar lo mejor de ellas. Marcas como Casio, Seiko y Swatch son de las más valoradas ahora mismo. ¡Atrévete con eBay o Wallapop