30 películas para superar un abandono amoroso

​¿Has roto con tu pareja y no encuentras consuelo? El cine te ayudará a conseguirlo. Túmbate en el sofá porque comienza la terapia "final feliz".

Lo más popular

FASE 1: LLORA Y PATALEA

Así te sientes: Triste y angustiada. No paras de preguntarte "¿por qué?, ¿cómo ha podido?". Lloras desconsoladamente y piensas que no lo superarás nunca. No puedes creer que te haya dejado. A ti, que se lo has dado todo. El mundo se hunde a tus pies y esto es el final. Nadie entiende tu dolor, es muy fácil decir: "tienes que reponerte". ¡Qué sabrán ellos! Era tan cariñoso, tan guapo, tan alto, tan inteligente, tan, tan…, buaaaaaa. Está bien, es la fase en la que debes soltar toda tu pena y llorar todo lo que quieras.

Publicidad

Imprescindible:

- Un cuenco repleto de palomitas.

- Una caja de pañuelos de papel.

- Algo de beber para reponerte de la deshidratación causada por tanto llanto.

Las películas que necesitas:

- Casablanca (Michael Curtiz, 1942)

- Love Story (Arthur Hiller, 1970)

- Memorias de África (Sidney Pollack, 1980)

- Único testigo (Peter Weir, 1985)

- Ghost (Jerry Zucker, 1990)

- Los Puentes de Madison (Clint Eastwood, 1995)

Lo más popular

- El paciente inglés (Anthony Minghella, 1996)

- Otoño en Nueva York (Joan Chen, 2000)

FASE 2: ¡VENGANZA, QUIERO VENGANZA!

Así te sientes: Empiezas a aceptar lo ocurrido. Aun así, te surgen preguntas sobre dónde estará y qué estará haciendo. Imaginas mil interpretaciones de por qué te dejó el muy canalla e intentas buscar una explicación de manera obsesiva. Todavía no estás preparada para llegar a conclusiones racionales, así que tus pensamientos pueden generar rabia, odio, rencor, mucho rencor… Sigues mirando como una loca sus perfiles en las redes sociales y hasta te planteas crearte perfiles falsos para espiarle mejor.

Imprescindible:

- Guardar las fotos de cuando erais felices para no sufrir una recaída.

- Esconder los picahielos para no romper nada al pensar en lo que harías.

Las películas que necesitas:

- Atracción fatal (Adrian Lyne, 1987)

- Misery (Rob Reyner, 1990)

- Tomates verdes fritos (Jon Avnet, 1991)

- Análisis final (Phil Joanou, 1992)

- Instinto básico (Paul Verhoeven, 1992)

- El club de las primeras esposas (Hugh Wilson, 1996)

- Al diablo con el diablo (Harold Ramis, 2000)

- Perdida (David Fincher, 2014)

FASE 3: TAMPOCO HE PERDIDO TANTO

Así te sientes: El sentimiento de pérdida está casi mitigado. Tu actitud hacia el futuro es más positiva; total, ¿quién necesita a ese insensible zoquete? Y menos ahora que empiezas a saborear las delicias de la soltería: conoces gente nueva, vas y vienes sin rendir cuentas a nadie y tienes tiempo para retomar las aficiones que abandonaste. Piensas que tampoco era un tipo tan estupendo e incluso recuerdas el montón de manías que tenía y cómo te sacaban de quicio. ¡Que le aguante otra! Hay días en los que ni miras su perfil de Twitter o Instagram.

Imprescindible:

- Dominar la agenda de tu móvil para anotar los teléfonos de la gente que vas a conocer y la cantidad de citas que vas a tener.

- Tu grupo de amigas en pleno.

- Ser más activa en las redes sociales.

Las películas que necesitas:

- ¿Quién teme a Virginia Woolf? (Mike Nichols, 1966)

- La guerra de los Rose (Danny DeVito, 1989)

- Durmiendo con su enemigo (Joseph Ruben, 1990)

- Thelma y Louise (Ridley Scott, 1991)

- Sólo ellas… Los chicos a un lado (Herbert Ross, 1994)

- Los ángeles de Charlie (Joseph McGinty, 2000)

- Kill Bill (Quentin Tarantino, 2003)

FASE 4: ¡A POR TODAS!

Así te sientes: La ruptura está anclada en una parte de tu mente a la que no piensas acudir. Y si alguna vez te viene a la cabeza, será sin pena, ni angustia, ni ganas de retorcerle el pescuezo. A veces te gustaría verle para que compruebe lo bien que estás. Tienes metas, te sientes fuerte y llena de ilusión con tu vida y con tus nuevos amigos, de hecho hay uno que te interesa especialmente… Si es que al final no podemos vivir sin ellos.

Imprescindible:

- Ese modelito que te ha encantado en el escaparate de tu tienda favorita.

- Cajas donde arrinconar los recuerdos del pasado y un contenedor donde dejarlas.

Las películas que necesitas:

- El guateque (B. Edwards, 1968)

- Oficial y caballero (Taylor Hakford, 1982)

- La princesa prometida (Rob Reiner, 1987)

- Cita a ciegas (B. Edwards, 1987)

- Hechizo de luna (Norman Jewison, 1987)

- Pretty Woman (Garry Marshall, 1990)

- Don Juan de Marco (Jeremy Leven, 1995)