Consejos para ahorrar en la factura de la luz

​Cambiando de costumbres podrás ahorrar algo de dinero en la factura de la luz de tu hogar.

Lo más popular

Una de las facturas más caras que llegan al hogar es la de la luz. Cada año pagamos más y no solo influye la subida de precios, sino un uso poco responsable de la energía. Si quieres saber cómo ahorrar en la factura de la luz, no te pierdas los siguientes trucos.

1. No pagues potencia de más

Calcula la potencia que necesita tu hogar teniendo en cuenta su tamaño, el número de personas que viven en ella y si la calefacción es eléctrica. Si tienes contratada más potencia de la que necesitas, revisa tu contrato y ahorra unos euros cada mes.

Publicidad

2. Las luces led, el futuro

Las luces led gastan mucho menos que las bombillas convencionales y que las de bajo consumo. Se estima que el ahorro es de un 80% en la factura final. Además duran unas 10 veces más y producen menos CO2, por lo que son mucho más respetuosas con el medio ambiente.

3. Nevera eficiente

¿Sabías que tu frigorífico trabaja mejor cuando está está ocupado al 75%? Para que siempre trabaje de manera óptima, coloca botellas de agua para llenarlo hasta el 75%, así consumirá mucha menos energía.

Lo más popular

4. La ropa que no esté muy sucia, mejor con agua fría

Lavar la ropa a 30º gasta un 40% menos que si la lavas a 40º, por lo tanto, intenta lavar la ropa con agua más fría. Esto funciona para las prendas que están más usadas que sucias, pues saldrán de la lavadora igual de limpias. Por supuesto, pon la lavadora siempre al máximo de su capacidad, ya que va a usar la misma cantidad de agua y lavarás muchas más prendas.

5. No todo debe estar enchufado

Aquellos aparatos que no uses de manera habitual puedes desenchufarlos. Aunque estén apagados, están consumiendo energía. Este gesto te ahorrará hasta un 10% en la factura. Esto se aplica a los cargadores de móvil, no los tengas enchufados siempre, es un gasto de energía constante que no sirve para nada.

6. La temperatura siempre estable

Coloca un termostato que tenga control horario. De esta manera podrás programar la calefacción para que esté funcionando las horas que necesites. Además, mantener una temperatura constante de entre 18º y 20º C es lo ideal, por cada grado de más, la factura subirá un 7%.

Comprar los electrodomésticos adecuados te ayudará a ahorrar en tus facturas.

7. Que tus electrodomésticos respeten el medio ambiente

Instala electrodomésticos eco, que sean de clase A, pues son los que menos consumen. Fíjate bien, pues si es A+ ahorra un 58%, A++ llega al 70% y si es A+++ conseguirás ahorrar un 76% de la energía.

8. Cuando te mudes, conoce la etiqueta de eficiencia energética del edificio

Esta etiqueta supondrá un ahorro potencial de la energía y por tanto de la factura. Un edificio que tenga una etiqueta de clase A te permitirá ahorrar hasta el 90% de la energía, si es clase B, baja al 70%, y si es de clase C, solo ahorrarás el 35%.

9. Aísla bien tu casa

Coloca burletes en ventanas y puertas, e intenta aislar los muros de tu casa con lana mineral. Estos cambios supondrán un ahorro del 50% en tu factura.

10. Cocina a lo grande

Prepara la comida en sartenes y ollas que sean mayores al fuego en el que lo vas a colocar, así no se perderá el calor. Por supuesto, coloca siempre una tapa, que se acelerará el tiempo de cocción. Estos pasos supondrán un 50% de ahorro en el consumo eléctrico. Si además, haces el doble de comida, podrás congelar la mitad de la comida para otro día, ahorrando en luz, y gas.