¿Sabías que los asturianos son los españoles más gordos y los de Baleares los más flacos?

El 60% de los españoles está en riesgo de padecer problemas de salud debido a la obesidad.

Lo más popular

El Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE) anuncia que más de la mitad de España tiene kilos de más. Este estudio realizado entre los años 2014 y 2015, entre adultos de 25 a 64 años, afirma que el 39,3% sufre sobrepeso y el 21,6% de la población tiene obesidad.

Es importante diferenciar entre los dos conceptos. El sobrepeso se da cuando pesas más kilos de los que se espera para tu edad, estatura y sexo. La obesidad es una porcentaje de grasa mayor a la que resulta deseable en esos mismos parámetros. Es decir, una persona con mucha musculatura puede tener sobrepeso pero no un exceso de grasa corporal. El Índice de Masa Corporal (IMC) es el que te va a indicar si tienes este problema. La fórmula para calcularlo es: IMC = peso en kg/altura en m². Si el número que resulta es mayor de 27 pero menor de 30, lo que tienes es sobrepeso. Si el número supera la cifra de 30, es que se padece obesidad. 

Publicidad

Las comunidades más pesadas

En España, el reparto de sobrepeso no es equitativo. Según el ENPE, las comunidades con más problemas son Asturias, donde un 25,7% pesa más de lo que debería, seguida de Galicia (24,9%) y Andalucía (24,4%). En cambio, hay comunidades donde el índice de sobrepeso se reduce a la mitad. Baleares es el lugar donde la gente está más delgada, ya que solo un 10,5% de la población tiene que bajar unos kilos. Le siguen Cataluña con un 15,5%  y País Vasco con un 17,9%.

Lo más popular

Los hombres son más pesados que las mujeres

Pero las mujeres acumulan más grasa en la zona abdominal. Según este estudio, el 22,8% de los varones tienen sobrepeso, frente a 20,5% de las mujeres. Sin embargo, cuando contamos la acumulación de grasa en la zona del vientre la cosa cambia. Y además, va aumentando con la edad. El 43,3% de las mujeres acumula grasa en esta zona; sin embargo, solo el 23,3% de los hombres la acumula.

Causas de la obesidad

El autor del estudio, el doctor Arance-Batrina, afirma en unas declaraciones para el periódico ABC que las causas de la diferencia de peso entre una y otra comunidad se debe a un factor sociocultural. La crisis ha empujado a consumir productos más baratos y de peor calidad en casa y esto se traduce en una mayor acumulación de grasa. Además, una situación económica más precaria ha obligado a hacer recortes en el presupuesto del hogar y todo lo que se podría destinar al gimnasio o actividades deportivas, se ha destinado a otros gastos más importantes.

Él recomienda cambiar la alimentación y hacer ejercicio al menos una hora cada día. Lo mejor será optar por los platos de cuchara con verduras, carne magra y legumbres. Esta recomendación se repite a lo largo de todo el mundo, en la que los expertos llaman la atención sobre la importancia para comer bien y hacer ejercicio cada día. No solo para evitar tener sobrepeso, sino también para evitar las enfermedades asociadas a este exceso de kilos, como por ejemplo la diabetes tipo 2, el cáncer o el reflujo gástrico. Este último se puede tratar con inhibidores de la bomba de protones, pero lo mejor es no llegar a este tipo de tratamientos cuidando el peso y la cantidad de grasa que se acumula en nuestra barriga.

Los niños están en riesgo

Según un estudio realizado en Estados Unidos entre los años 1999 y 2014, un tercio de los niños estadounidenses de entre 2 y 19 años tienen sobrepeso. Además, la cuarta parte de esos niños tenían obesidad, y el 2% la tenía en un grado bastante grave. A lo largo de este periodo de tiempo, la cantidad de niños con kilos de más no ha hecho más que aumentar, lo que supone un problema de salud que no deja de crecer.

La cifra que manejan es que 4,5 millones de niños tienen obesidad grave y necesitan un tratamiento, ya que este exceso de peso y grasa les pone en riesgo de padecer alguna enfermedad cardiaca, cáncer y diabetes tipo 2.

La investigadora principal del estudio, Asheley Skinner advierte sobre la importancia de un cambio en toda la sociedad, ya que medidas aisladas no podrán combatir este problema. Propone cambiar los almuerzos en la escuela para que haya más verdura y alimentos menos procesados, y aumentar la actividad física de los niños para conseguir que alcancen su peso ideal.

El doctor William Dietz, por su parte, afirma que la mejor manera de prevenir la obesidad es facilitar el acceso a los alimentos más saludables y poner grandes impuestos en refrescos y bebidas azucaradas para que el dinero no sea una excusa. Si además, ponemos frutas y verduras al alcance de los niños, será más fácil que recurran a ellos para saciar su hambre que si ponemos solo refrescos y productos perjudiciales al alcance de su mano.