Mujeres solas en casa: lo que hacemos cuando nadie nos mira

Bailar, cantar y cocinar recetas imposibles están entre nuestras actividades favoritas.​

Lo más popular

1. Vemos películas románticas que no podemos reconocer que adoramos 

Resoplamos cuando vemos el trailer de la última comedia romántica en público, pero déjanos una noche tranquilas y solas en casa, y sacaremos nuestro tesoro mejor escondido, el DVD de '27 Vestidos'. Si nos olvidamos de guardarlo de nuevo, moriremos antes de reconocer que es nuestro. ¡A llorar sin disimulo!

2. Cocinamos recetas imposibles que nadie más se comería 

Nos encanta pensar que cada noche cocinamos recetas dignas de 'MasterChef', pero cuando cocinamos solo para nosotras, no cocinaremos ninguna receta elaborada, sino que nos deleitaremos con uno de esos placeres culpables que jamás serviríamos a otra persona. La pasta con ketchup y queso hay que probarla antes de despreciarla… ¡No cuentes calorías!

Publicidad

3. Cantamos canciones y las destrozamos sin pudor

Normalmente, solo nos verás cantar el 'Cumpleaños feliz' entre murmullos, pero cuando no hay nadie escuchándonos, destrozamos algunos de los clásicos de la música. ¡Ésto es 'La Voz'!

4. Bailamos como la prota de 'Flash Dance' 

En público, solo usaremos el típico movimiento de cuello y hombros, siempre que haya un Dj  implicado como en bodas y eventos. Pero cuando estemos solas en casa, apartaremos los muebles a un lado, únicos testigos de este momento, y bailaremos lo último de Beyoncé como si no hubiera mañana. ¡Dale alegría a tu cuerpo!

Lo más popular

5. Nos untamos todos los potingues que tenemos a mano

Una noche solas es el mejor momento para jugar a la científica loca con nuestros potingues. Este es el momento de ponernos la apestosa mascarilla de barro, el tratamiento capilar que necesita que envolvamos el pelo con papel film y el tratamiento blanqueador de dientes, todo a la vez. Más guapas, imposible.

6. Nos ponemos nuestras prendas más imposibles

Sí, los pantalones pitillo, las cuñas y las faldas de lápiz están muy bien cuando necesitamos arreglarnos, pero una noche a solas significa que podemos dejarnos llevar y ponernos nuestras prendas más raritas. Despídete de los zapatos y dale la bienvenida a los prints más locos y a tus zapatillas de estar por casa con forma de dinosaurio. ¡A por el jersey XXL!

7. Nos maquillamos como divas

Alejadas de cualquier mirada juiciosa, y con la única compañía de nuestro set de maquillaje, nos pondremos la sombra verde más brillante, un pintalabios morado y un colorete a lo Heidi. Este look jamás verá la luz, pero es muy divertido maquillarse como una reinona de discoteca durante un rato. ¡Viva la diva!

gif taylor swift you belong with me
GIF
Top secret: Cualquier objeto a mano sirve como micrófono

8. Hablamos solas y en voz alta 

Aunque normalmente guardamos nuestras ideas dentro de nuestras cabezas, cuando tenemos la habitación para nosotras solas decimos en alto nuestros comentarios más ingeniosos. Es que nadie entiende nuestro sentido del humor o los pequeños destellos de ingenio que tenemos como nosotras. ¡Un aplauso!

9. Buscamos nuestro perfil bueno 

A nadie le gusta que le pillen desprevenido cuando alguien saca una cámara y toma un selfie grupal. El mejor momento para ensayar poses y saber cuál es tu perfil bueno es mientras estás sola. ¡Por delante y por detrás!

10. Buscamos la mejor versión de nosotras mismas

No solo nos arriesgamos con nuestro maquillaje más atrevido. Es la mejor manera de saber cuál es el tono de pintalabios rojo que nos hace más sexys, aprendemos a hacernos recogidos informales pero sensuales, nos depilamos más que de costumbre, nos probamos escotes provocativos y perfeccionamos nuestra manera de andar. ¡Es un tiempo bien empleado!

Vía: www.goodhousekeeping.co.uk