La emotiva carta de María José Abeng que cuenta cómo le arrebataron a su hijo

Esta mujer lleva años luchando por recuperar a su hijo.

Lo más popular

ACTUALIZACIÓN 22 de septiembre: El Tribunal Supremo ha decidido no admitir a trámite los recursos interpuesto pro los padres adoptivos, la fiscalía y el Principado de Asturias contra la sentencia de la Audiencia de Oviedo que devolvió la custodia de Joan a María José Abeng Ayang. El Tribunal no ha cerrado el proceso de adopción porque no es su jurisprudencia, por lo que si María José decide de manera voluntaria no quedarse con su hijo, podría ser devuelto a sus padres adoptivos. El fallo favorable a la joven de Guinea se produce porque la Audiencia de Oviedo considera que María José fue privada de la patria potestad del menor de cuatro años cuando decidieron poner a su hijo en un proceso de preadopción, pero nunca le fue retirada. A no ser que el Principado de Asturias encuentre alguna razón para retirarle esa patria potestad, Joan se quedará con su madre biológica.

Publicidad

María José Abeng Ayang es la madre de Joan o Juan Francisco (como le puso ella cuando nació), el niño adoptado por Alberto Bordes y su mujer Noelia. Conocimos la historia de este pequeño de 4 años cuando los padres adoptivos denunciaron que les intentaban quitar a su hijo. El caso ha tenido mucha repercusión mediática por la dureza de la situación, sobre todo por que se dio a conocer solamente la versión de los padres adoptivos. Lo que no se conocía era la historia de la madre biológica, una niña de 14 años (que ahora tienen 19) que se quedó embarazada estando en un centro de menores y nunca más supo de su hijo, pero jamás dejó de intentar encontrarlo. En una carta publicada en Facebook por la abogada de María José, ella explica su dura verdad, haciendo ver que toda historia tiene dos versiones y que lo que están viviendo es una situación atroz para todos.

Lo más popular

Joan tenía 18 meses cuando fue preadoptado por una pareja de Sueca (Valencia). Joan fue separado de su madre María José, menor de edad internada en un centro de acogida, con la justificación de que ella tenía problemas con el alcohol (según afirma el abogado de la pareja adoptiva Enrique Vila). Esta pareja pensó que adoptaba de manera legal y regular a un hijo muy deseado y por eso luchó con tanto ímpetu cuando la madre biológica deseaba recuperarlo.

Después de años de lucha burocrática y legal, María José ha conseguido que le devuelvan a su hijo (aunque la sentencia no es firme), con el que desea estar desde hace años. Ella ya denunció esta situación hace varios meses en televisión y cuenta en el post de Facebook publicado en la página de su abogada la situación que ha estado viviendo durante años. Ahora los intereses de ambas partes chocan y en el centro están los intereses del pequeño Joan.

Joan o Juan Francisco ha sido enviado con su madre, que viajó desde Oviedo a Valencia para recuperarlo. Por desgracia, la situación ha sido desagradable para todos, ya que los padres adoptivos no lo entregaron cuando estaban obligados y la Guardia Civil tuvo que meterse por medio para que el pequeño fuera entregado a su María José. Ambas partes están pasando por un calvario en el que se han intercambiado incluso calumnias, según afirma la madre biológica del pequeño.

En declaraciones en el programa de Ana Rosa, la abogada de la madre biológica ha dicho que a ella le encantaría que todo se solucionara por el bien del niño y que María José estaría dispuesta a negociar un régimen de visitas para que ellos puedan seguir viendo al pequeño.