Beneficios de los alimentos morados

Los colores de los alimentos pueden decirnos mucho más de lo que creemos. No es sólo una cuestión estética, sino nutricional. ¿Te atreves con el púrpura?

A nivel gastronómico se conocen muchas variaciones de alimentos clásicos que, por tener otro color, se convierten en su versión más moderna. Los ajos negros, las patatas moradas o los pimientos amarillos son ejemplos que siempre llaman la atención.

Según la experta en nutrición Patricia Pérez, "de los alimentos no sólo nos nutre su parte "física", como las vitaminas, minerales, grasas, azúcares o proteínas, sino que también lo hacen los colores".

Publicidad

Los colores de las verduras se deben a los elementos fotoquímicos y, según el tono, nos indican cuáles están en mayor cantidad. Estas sustancias son las que actúan como nutrientes. Pero, ¿y por qué el morado? Este pigmento lo dan las antocianinas cuyas propiedades varían desde reducir la coagulación de la sangre, proteger y estabilizar los vasos sanguíneos, mejorar la visión e incluso ser un gran antioxidante.

Lo más popular

Lo podemos encontrar en varios alimentos como la remolacha, la lombarda, los arándanos o la tinta de calamar, pero lo último es el maíz.

Además, se puede comprar en polvo en el herbolario, y es muy fácil de tomar. Simplemente, puedes añadir una cucharadita al agua o incluirlo en cualquier batido.

Esta nutricionista también dice algo muy curioso que relaciona los colores con los órganos: "Los colores en sí mismos también tienen tropismo por según qué parte del cuerpo. Al rojo le gusta el corazón, al verde al hígado, el morado potencia la función del riñón y el hígado, y es una ayuda muy saludable para ellos".