Seitán, qué es y una receta para prepararlo

El seitán es un sustituto de la carne para los veganos y vegetarianos. Te decimos cómo integrarlo en tu dieta para mejorar tu alimentación.

Lo más popular

El gluten es una proteína presente en algunos granos como la espelta, la avena, el centeno, el kamut o el trigo. La textura esponjosa y elástica de esta proteína ha convertido al gluten en uno de los protagonistas de la alimentación, estando presente en muchos platos que no deberían llevarlo, para mejorar su textura.

El seitán tiene una calidad proteica muy buena, por lo que es un aporte ideal para aquellos que ya no comen carne o productos derivados de los animales. Además, no tiene grasas saturadas. En la cocina, el seitán es muy agradecido, pues absorbe enseguida los sabores y da como resultado platos muy sabrosos.

Publicidad

Si te apetece probar un plato a base de seitán, la nutricionista Patricia Pérez comparte con todos su receta de lasaña de verduras con seitán. 

Ingredientes: 1 paquete de seitán, 1 cebolla dulce, 1 dientes de ajo, 2 hojas de laurel, 3 zanahorias, 100 g de champiñones frescos fileteados, perejil fresco picado, aceite de oliva, bechamel, albahaca u orégano (según tus preferencias).

Lo más popular

Preparación: Para preparar la lasaña, primero debes dorar el ajo y la cebolla, bien picado, en una sartén con aceite. Antes de que la cebolla se poche, añade un poco de agua, sal y las dos hojas de laurel para darle gusto. Deja que se termine de cocinar durante 10 minutos.

Después, añade los champiñones y saltéalo todo durante unos 5 minutos más. A continuación echa en la sartén las zanahorias cortadas en trozos pequeños, el seitán cortado en daditos y la albahaca o el orégano, lo que más te guste. Deja que la mezcla se cocine tapada a fuego medio bajo durante 15 minutos.

Obtendrás una masa bastante seca, a la que le puedes añadir algo de perejil y algún fruto seco como piñones o almendras si te apetece.

Ahora solo queda cocer las placas de pasta con un poco de sal. Una vez hechas y con cuidado de que no se rompan, escúrrelas.

Monta la lasaña en una bandeja de horno. Coloca primero una base de pasta, luego pon el relleno y coloca otra piso más. Echa encima la bechamel y espolvorea queso o almendra rallada para que gratine. Mételo en el microondas o en el horno, en la posición de grill, 15 minutos o hasta que esté dorada la capa superior.

Si quieres, puedes poner bechamel en cada piso de la lasaña, pero debes saber que resultará un plato más calórico.