Cómo hacer postres y que te queden como a tu abuela

Si te gusta la repostería, te damos los mejores trucos que han pasado de generación en generación para que tus dulces queden deliciosos y en su punto.

Cómo eliminar la humedad del azúcar


Para eliminar la humedad del azúcar hay que colocar en el azucarero un papel secante.

Engrasa los moldes


Para engrasar el molde de un pastel hay que meterlo durante 2 minutos en el horno caliente. Luego, se pasa por el interior del molde un trozo de mantequilla pinchado en un tenedor. La masa no se pegará ni en el fondo ni en los lados.

Calienta las claras de huevos antes de batirlas


Si se calientan ligeramente las claras de huevo antes de empezar a batirlas para preparar un postre, se observará que quedan perfectas y suben con más facilidad.

Publicidad

Pela las castañas de forma fácil


Para pelar estos frutos secos sin ningún problema hay que meterlos durante unas horas en el congelador; después se escaldan en agua hirviendo. Finalmente, hay que dejarlos secar y... ¡listos para comer!

No rallar el chocolate


Para preparar un buen chocolate a la taza no se debe rallar, sino cortarlo muy finito para después triturarlo por completo. Seguidamente, hay que añadir cuidadosamente leche hervida, pero es muy importante no variar la temperatura de cocción, para que el chocolate quede homogéneo y sabroso.

Lo más popular

A la hora de freír buñuelos...


El aceite tiene que estar humeante. Al sacarlos hay que escurrirlos con un colador y poner encima de papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. Si se fríen rosquillas, el aceite tienen que estar a temperatura media, para que no queden crudas por dentro.

Guarda el turrón con tela húmeda en la nevera


Para que no quede pringoso después de unos días, hay que cubrir la bandeja del turrón con una servilleta de tela húmeda y meterla en la nevera hasta que llegue el momento de servir. Parecerá recién cortado.

Arroz con leche ¡y clara de huevo!


Para que este postre quede aún más cremoso y ligero, se incorpora, al final, una clara a punto de nieve.