Los internautas indignados con un padre que castigó a su hija de 3 años a vivir como si estuviera en la cárcel

Los servicios de protección de menores no lo consideraron nada apropiado.

Lo más popular

Un hombre de Texas es el responsable de una fuerte polémica en internet al haber creado un entorno carcelario para enseñar disciplina a su hija de 3 años.

Juliano Parker, de Corpus Christi, una localidad de Texas (EEUU), recibió la visita de los Servicios de Protección del Menor cuando descubrieron en Facebook las fotos que había subido de su "original" castigo.

Publicidad

Lo más popular

Parker publicó fotos de su hija en una "ficha policial" con camiseta naranja incluida (es el color de los presos en Estados Unidos)con un mensaje explicando por qué estaba castigada:

"Mi hija Aubrey'Ella nos ha estado echando un pulso a mi mujer y a mí, faltándonos al respeto en público, no escuchando y contestando mal continuamente. Los azotes en el culo ya no surten efecto. Mi hija está acostumbrada a ellos. Además, ya no se puede pegar a los niños como antes porque se considera malos tratos." "

El entorno carcelario de Parker incluye un fino colchón en el suelo, la obligación de Aubrey'Ella de determinadas tareas de limpieza en casa y a comer carne y patatas mientas sus hermanos disfrutan de pizza y zumo, según informa SheKnows.

El primer post se hizo viral y suscitó reacciones diversas que variaban en el grado de indignación, desde reproches como "No puedo ni imaginar lo que le harán a la pobre niña de puertas adentro, fuera del alcance de las redes sociales", a elogios como "¿qué otra cosa puedes hacer en estos tiempos?". Finalmente, los Servicios de Protección del Menor tomaron cartas en el asunto.

Después de esta visita, Parker quitó las fotos de su perfil en Facebook y pidió disculpas:

"Lamento sinceramente haber publicado esas fotos de mi hija en las redes. Reconozco el error de no haber sido consciente de su alcance. No tengo palabras, pero Dios conoce mis sentimientos. Mi hija es una buena chica que tan sólo se ha comportado mal últimamente. Yo sólo pretendía enseñarle las consecuencias de un mal comportamiento. Ahora, en internet todo el mundo cree que mi hija es mala, cuando en realidad sólo trataba de llamar la atención."

Parker no es el único padre que ha usado las redes sociales para llamar la atención o regañar a un hijo.  A principios de 2015,el vídeo de una madre de Denver regañando a su hija de 13 años por haber subido a Facebook unas fotos poco apropiadas tuvo más de 11 millones de visitas. 

Aunque otros padres, como Parker, afirman que las redes sociales no deberían usarse nunca para castigar el mal comportamiento de un chaval: "la humillación puede causar suicidio y depresión".

Vía Woman's Day.