La llegada del otoño provoca un descenso abismal de las relaciones sexuales

​La vuelta a la rutina no es buena amiga de las relaciones sexuales con tu pareja. Durante el mes de septiembre y de octubre éstas disminuyen y te contamos por qué.

El verano se acabó y la vuelta a la rutina afecta a todos los aspectos de nuestra vida cotidiana, también a las relaciones sexuales. Es habitual que en septiembre disminuya la práctica de las relaciones sexuales con tu pareja. ¿Es normal? ¿Por qué ocurre? ¿Debería preocuparme si me sucede?

Según una encuesta realizada por la empresa SexPlace a más de dos mil parejas, el 63% de ellas ha constatado que sus relaciones sexuales han disminuido con la llegada de septiembre. Además, prevén que ocurra lo mismo en octubre. ¿Los motivos? La vuelta al horario de trabajo, las necesidades de los hijos y en general, el estrés.

Publicidad

Michaela Guarente, educadora y asesora sexual de SexPlace, explica que esta situación "no suele prolongarse mucho más tiempo. A veces no hay ganas y cuesta encontrar el momento, pero practicar sexo genera más sexo, más deseo, más felicidad y ayuda a mejorar la calidad de la vida sexual. Incorporar alguna novedad, como la introducción de juguetes sexuales puede ser muy útil para desestresarse".

Lo más popular

En verano, el número de relaciones sexuales aumenta: más tiempo de ocio, menos estrés, buen tiempo, desconexión y días más largos. Sin embargo, cuando llega septiembre todo cambia. La vuelta a la rutina genera cierta apatía.

Para mejorar esta situación es necesario saber que "lo mejor es que practicar más sexo une más a la pareja y si la pareja está más unida, el sexo mejora. De todos modos, no debemos obsesionarnos con el número de veces que practicamos sexo y sí tener más en cuenta la calidad de cada encuentro", asegura Guarente.

Desde SexPlace te dan varias claves para reactivar tu relación de pareja:

  • Hablar del temaBuscar tiempo.
  • Hacer planes juntos para desestresarse.
  • Buscar alternativas a la penetración, incorporando juguetes eróticos.
  • Comunicar tus deseos a tu pareja.
  • No obsesionarse con la cantidad de veces que se practica.
  • El sexo es antidepresivo. Practicarlo ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad de la vuelta a la rutina.