Las razones por las que tu hijo bebe alcohol y cómo evitarlo

Durante las vacaciones de Navidad, el botellón entre adolescentes aumenta y también la preocupación de los padres.

Lo más popular

El aumento de los botellones realizados por niños y adolescentes de entre 12 y 16 años es un hecho, y más durante estas fechas navideñas. Por ello, se convierte en la primera preocupación de los padres, que en muchos casos, no saben cómo afrontar esta situación y se preguntan con angustia por qué beben sus hijos.

'Coaching Club', especializado en terapias grupales, ha analizado esta situación descubriendo que la ingesta de alcohol no es tanto por el placer propio de su sabor sino por sus efectos. Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y directora de Coaching Club explica que "los adolescentes ven en el alcohol un billete en primera clase a la desinhibición, a la osadía, a la distensión; en suma a la libertad sin barreras, lo cual constituye toda una fascinante tentación". En cambio, los adultos suelen tener la capacidad suficiente para manejar el consumo aplicando un autocontrol del que los menores carecen en su mayoría.

Publicidad

Según Verónica Rodríguez, los adultos no logran evitar que los jóvenes se autodestruyan por varias razones:

  • Creen que enfrentar de cara y con contundencia la situación estableciendo unas normas claras y rotundas equivale a adoctrinar. Y no lo hacen para no ser tomados por unos "carcas".
  • No saben tratar con los menores cuando estos empiezan a hacerse mayores. Quizá porque en su juventud no encontraron para sí mismos las respuestas o porque son tan diferentes a como ellos eran a su edad que les impide ponerse en su lugar.
  • Porque no suponen un modelo a seguir para sus hijos. Por ejemplo, podemos encontrar un paralelismo en la queja generalizada de padres acerca de los escasos hábitos lectores de los hijos cuando estos jamás los verán con un libro en la mano.

Efectos del alcohol como droga

El alcohol no afecta a todo el mundo por igual, depende de la personalidad y también del organismo. Mareo, sueño, euforia, diversión y agresividad son algunos de los efectos más habituales. "La sensación más inmediata y perceptible es la de la desinhibición: convierte en livianas situaciones previamente complicadas de afrontar y sociabiliza en grado extremo al bebedor", explica la directora de 'Coaching Club'.

Lo más popular

La importancia de los adultos

Lo cierto es que la mayoría de los adultos que no saben cuidarse suelen ser los que no están siendo bien queridos, es decir, los que no tienen un adulo compresivo y maduro a su lado. Nadie puede salvar a los niños y jóvenes de los peligros del mundo pero una relación emocionalmente estable con un adulto es lo más parecido a un poder protector que los acompañará siempre.

"La mejor manera de ayudar a un adolescente a superar las dificultades que plantea el alcohol es hablar con él, de sus emociones y de las propias", asegura Verónica Rodríguez.

Soluciones para resolver el problema

  • Entender por qué el efecto del alcohol es tan perseguido.
  • Facilitar información realista acerca de los peligros, es decir, enseñar a beber por si llegara a producirse la incitación: no mezcles, no conduzcas, toma mucho agua, para a tiempo, negarse no es de persona débil, etc.
  • Ayudar a mejorar el control respecto de sus acciones: colaborar y participar en su proceso de maduración, tratando no solo el tema del alcohol sino las todas y cada una de las cuestiones que les preocupan.
  • Fomentar el desarrollo de su sentido de la responsabilidad mediante una toma de conciencia de sus verdaderos deseos y necesidades sin una actitud excesivamente autoritaria porque no resulta ni efectivo ni eficaz.
Artículos relacionados
teenage drinking alcohol beer wine cocktails
Artículos relacionados
chica adolescente alcohol
Artículos relacionados