6 claves para controlar el uso de los 'smartphones' de tus hijos

¿Estás pensando regalarle un móvil a tu hijo? ¿Te sientes insegura sin saber a qué contenidos puede acceder? ¿No sabes cómo controlar qué puede ver? No te preocupes, a continuación te damos unos sencillos consejos para ayudarte.

La utilización de los teléfonos móviles por parte de los más pequeños de la casa es un hecho cada vez más común. No es bueno ni justo apartarles de las nuevas tecnologías por miedo al acceso ilimitado que estos terminales proporcionan a todo tipo de contenido, no siempre adecuado para ellos.

Según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Tecnologías, la media de edad en la que los niños españoles tienen su primer teléfono móvil es de 13 años. Por ello, y para que si primer contacto con la tecnología sea lo más seguro y responsable posible, Wiko te propone seis claves sencillas y prácticas.

Publicidad
  1. Instala el control parental de Google: esta función permite restringir el contenido que tu hijo descarga y compra a través de Google Play. Activarlo es muy sencillo: accede al apartado de ajustes de la aplicación y activa la opción Controles Parentales. En ese momento, el terminal móvil te pedirá un PIN que se tendrá que ingresar cuando se quiera descargar una aplicación que no cumpla el filtro parental.
  2. Utiliza aplicaciones ad hoc: hay aplicaciones creadas específicamente para controlar el acceso de tus hijos a determinados contenidos. Puedes descargarlas desde Google Play. Además, existen navegadores alternativos que incorporan filtros de contenidos y restringen algunas páginas frecuentes como Youtube.
  3. Aprovecha las funciones del teléfono: existen 'smartphones' que incluyen un sensor de huella dactilar que permite controlar el acceso a determinadas aplicaciones, es decir, si no introduces tu huella dactilar no puedes utilizar la aplicación. Antes estos terminales tenían unos precios muy elevados; sin embargo, existen ya algunos como el Ufeel Lite o el Ufeel que puedes tener por menos de 200 euros.
  4. Usa el administrador de dispositivos de Android: es una nueva funcionalidad, que suele venir activada por defecto, que permite localizar nuestro móvil, bloquearlo y/o borrar datos de forma remota para asegurarnos de que no haya material delicado que puedan ver nuestros hijos. Para comprobar si está activo tienes que acceder desde Ajustes>Seguridad>Administrador de Dispositivos.
  5. Teléfonos resistentes: lo más seguro es que el 'smartphone' de tu hijo esté más veces en el suelo que en sus manos. Por ello, es aconsejable que el terminal elegido sea resistente a los golpes, las caídas, los arañazos...
  6. Establecer un horario de uso: es necesario que se controle el número de horas que nuestros hijos pasan con el teléfono. No es recomendable que niños menores de 12 años utilicen el móvil más de dos horas al día. Deben aprender que hay que utilizarlo solo para cosas necesarias, al menos hasta que sean mayores de edad.