El acoso escolar puede transformar a las víctimas en acosadores

Cuando se sufre ciberacoso y burlas, hay más riesgo de tener después conductas agresivas.

La combinación de ser víctimas de burlas en persona y de ciberacoso podría aumentar en gran medida el riesgo de que las víctimas se acaben convirtiendo en acosadores, según un estudio de Cohen Children's Medical Center, en Nueva York.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de estudiantes estadounidenses de 10 a 17 años de edad y hallaron que el 43% de los niños habían experimentado el acoso en persona y el 7% habían sufrido algún tipo de ciberacoso mediante mensajes de texto y redes sociales.

Publicidad

Los resultados del estudio mostraron que los niños que sufrieron acoso, tanto en persona o a través de internet, tenían más probabilidades de presentar conductas agresivas, como meterse en peleas físicas o verbales, romper cosas o hacer chantaje a niños de su edad.

Si, además, un niño ha sufrido los dos tipos de acoso, el riesgo de tener estas conductas agresivas, se eleva al doble.

"Los estudiantes que son víctimas tienen más probabilidades de mostrar conductas agresivas contra los demás", considera la investigadora principal, Alexandra Hua, del Cohen Children's Medical Center. "Este fenómeno podría llevar a un círculo vicioso en el que los acosadores crean acosadores a partir de sus víctimas".

Lo más popular

"Estas conductas agresivas podrían implicar acciones vengativas contra los agresores o para defenderse de futuros intentos de acoso, o peor aún, el aprendizaje a través del ejemplo y el inicio del acoso a niños que previamente no estaban involucrados", afirma Andrew Adesman, jefe de Desarrollo y Conducta Pediátrica del centro médico responsable del estudio.

El estudio también destaca que, con las altas tasas de uso de dispositivos móviles entre los jóvenes, se debería poner más atención en el ciberacoso y sus daños, especialmente cuando se combina con el acoso en persona.