Los mandamientos de la dieta atlántica

​Te desvelamos todas las claves de esta dieta que nada tiene que envidiar a la mediterránea. ¿Te apuntas?

Lo más popular

Todos conocemos los beneficios de la dieta mediterránea, pero en cambio la dieta atlántica es una gran desconocida. ¿En qué consiste? Es la alimentación propia de las zonas costeras bañadas por el océano Atlántico que apuesta por ingredientes base como las verduras, las hortalizas, el pescado y el marisco.

Es una forma de alimentación sana que se adapta a diferentes ocasiones como fiestas, reuniones familiares o banquetes. Además, es necesaria porque aporta nutrientes y sustancias esenciales, como omega 3 y omega 6, y es equilibrada en cuanto a valores calóricos. Si te quieres sumar a esta forma de comer, Montes de Galicia te da las pautas clave para adentrarte en la cocina atlántica.

Publicidad
  1. Pescados y mariscos: se recomienda comer pescado y marisco de tres a cuatro veces a la semana. Tiene numerosas vitaminas, aportes de nutrientes esenciales y las proteínas necesarias para el buen funcionamiento del metabolismo.
  2. Carnes: reducir su consumo e intentar que sean magras y sin excesos de grasa.
  3. Verduras y hortalizas: pimientos, cebollas, zanahorias, guisantes y ajos, repollo, berzas, grelos y nabizas que debes puedes incluir en tu dieta o como acompañamiento a un plato principal.
  4. Frutas: es recomendable variarlas y dar preferencia a manzanas y cítricos.
  5. Fibra y cereales: los hidratos de carbono son más comunes en esta dieta que en la mediterránea, pero se aconseja tomarlos integrales y de liberación lenta.
  6. Aceite de oliva: se debe utilizar para condimentar y aliñar las comidas por sus propiedades y sus beneficios para la salud.
  7. Agua: es indispensable beber mucha agua para una buena alimentación. Como excepción, también se puede tomar vino, pero siempre con moderación, por sus beneficios cardiovasculares y siempre con las comidas.
  8. Lácteos: el queso, la leche y el yogur se deben convertir en una base de tu alimentación.
  9. Cereales, patatas y legumbres: en esta dieta su ingesta es elevada. Eso sí, es preferible pan integral o de grano entero y la patata cocida.
  10. Preparación: es mejor elegir aquellos denominados como "saludables", es decir, a la plancha o al vapor.
Artículos relacionados
Artículos relacionados