La verdad sobre 'la regla de los 5 segundos'

Un estudio demuestra que los gérmenes del suelo se transfieren a la comida de forma instantánea.

Lo más popular

¿Te acuerdas lo que te decía tu madre o tu abuela cuando se te caía un trozo de pan al suelo? "No pasa nada. Puedes comértelo si no está en el suelo más de 5 segundos". Es posible que incluso tú también lo hayas dicho en algún momento. Sin embargo, un estudio acaba de demostrar que las madres y abuelas del mundo están equivocadas.

La conocida 'regla de los 5 segundos' ha sido desmentida por los investigadores de la Universidad de Rutgers de New Brunswick (Nueva Jersey) que aseguran que la contaminación con bacterias puede ocurrir en menos de un segundo. "La regla de los 5 segundos es una simplificación excesiva importante de lo que en realidad ocurre cuando las bacterias se transfieren de una superficie a un alimento", explica Donald Schaffner, profesor y especialista de la extensión de ciencias de los alimentos.

Publicidad

Según este estudio, "las bacterias pueden contaminar instantáneamente". Para llegar a esta conclusión, los investigadores evaluaron la transferencia de bacterias de distintas superficies (cerámica, acero inoxidable, madera y alfombras) a varios tipos de alimentos (sandía, pan, dulces) tras dejarlos reposar durante 1, 5, 30 y 300 segundos.

La exposición prolongada a superficies sucias y húmedas empeoran la propagación de los gérmenes. "Las bacterias no tienen patas, se mueven con la humedad, y mientras más húmeda es la comida, más alto es el riesgo de transferencia", concluye el profesor Schaffner.

Lo más popular

Pero no solo hay que tener en cuenta la humedad de la superficie, sino también la del alimento. La sandía, el más húmedo de todos los alimentos estudiados, fue lo que más se contaminó al caer al suelo. Es decir, los gérmenes se transfieren con más facilidad a alimentos húmedos o mojados.

Además, la alfombra es la superficie "más limpia", es decir, la que tenía menos contaminación. Al contrario que la cerámica y el acero inoxidable.

Después de saber esto, te lo pensarás dos veces antes de comerte algo que se te haya caído al suelo. Aunque, alguna pensará: lo que no mata, engorda.

Artículos relacionados