Dieta infalible cuando tienes las horas contadas para lucir biquini

​Cambiar ahora algunos hábitos te ayudarán a perder peso antes de ir a la playa.

Lo más popular

A estas alturas del año a muchas mujeres les entra la prisa por adelgazar antes de tener que ponerse su nuevo biquini. Aunque estás perfecta tal y cómo eres, si de verdad tienes la intención de perder los últimos kilos que sientes que te sobran, te damos algunos consejos. Son prácticos y fáciles y serán la clave para eliminarlos para siempre de tu cintura o tus piernas.

Empieza el día acelerando el metabolismo

Nada más levantarte, debes hidratarte y activar el metabolismo. Para ello, debes realizar el ritual del agua tibia con limón y un toque de cayena, para las más atrevidas. Este gesto alcaliniza el cuerpo, consiguiendo que funcione de manera más efectiva. La cayena acelera el metabolismo y ayuda a quemar más grasas porque se trata de una especia picante, acelera el gasto energético y aumenta la sensación de saciedad.

Publicidad

Después, toma un desayuno en el que haya té verde, una bebida natural que acelera el metabolismo; una pieza de fruta y una porción de proteínas en forma de yogur o huevo.

Pásate a las ensaladas de legumbres

Cambia los platos de cuchara preparados con chorizo, beicon y carne por nutritivas ensaladas de legumbres. Añade vegetales crudos a estas ensaladas, como por ejemplo lechuga, rúcula, pimiento, cebolla o zanahoria y una grasa saludable como el aguacate. El único aliño permitido será aceite, sal, pimienta, y vinagre o limón. Deja a un lado cualquier otra salsa preparada que añadirá calorías vacías a tu ensalada.

Lo más popular

Que uno de tus platos del día sea una sopa fría

Hay muchas más opciones de las que te imaginas. Las sopas frías son una opción refrescante y deliciosa de cuidar la línea antes del verano. El gazpacho es una de ellas, pero, si vas a tomarlo, cuida mucho la cantidad de aceite que añades, así como el pan, si es que lo echas. Si esperas perder peso antes del verano, prohibido pasarse con estos ingredientes en tu gazpacho.

Las sopas frías no solo tienen que ser de hortalizas, también puedes incluir frutas como la sandía o el melón, que aportan fibra y mucho agua, pero muy pocas calorías a la receta final.

Combate la retención de líquidos antes de las comidas

Es importante mantenerse hidratado cuando se trata de perder líquidos. Por eso os proponemos un truco que tiene dos propósitos, el primer es ayudarnos a eliminar todos los líquidos que en ocasiones se acumulan en vientre y piernas; el segundo es saciarnos un poco antes de la comida. ¿Cómo lo hago? Pues tomando vara de oro y cola de caballo diluidos en dos vasos de agua una media hora antes de cada comida. Estas dos plantas medicinales tienen propiedades diuréticas, perfectas para combatir la retención de líquidos que, aunque no se nota tanto en la báscula, sí que se nota en la ropa.

Mejor tomar un yogur y un puñado de frutos secos

Un estudio publicado en The New England Journal of Medicine afirma que para perder peso, es más recomendable tomar un yogur con unas nueces o unas almendras naturales y crudas antes que una fruta como tentempié. Esto puede deberse a que la primera combinación es mucho más saciante si se toma la porción de frutos secos adecuada, es decir unas 8 almendras o nueces, sin aportar demasiadas calorías.

Toma un yogur natural sin edulcorar y unas avellanas como tentempié de media mañana o en la merienda.

Incorpora el aceite de coco en tu dieta

Este tipo de aceite es muy rico en vitaminas y minerales, tiene propiedades antienvejecimiento, antibacterias y acelera el metabolismo. Te proponemos que lo incorpores el aceite de coco como aliño de las ensaladas en lugar del aceite de oliva, así incorporarás un superalimento a una de tus comidas.

Las semillas son tus aliadas

Las semillas de cáñamo, de sésamo, de amapola o de chía son una opción perfecta para añadir un toque crujiente a cualquier plato. Además, son una fuente de proteínas y de grasas saludables ideal para cualquier dieta saludable y equilibrada. Incorpóralas en ensaladas verdes para conseguir proteínas vegetales de una manera deliciosa. También puedes ponerlas en el yogur, unas tostadas o en panes y postres que elabores en casa.

Cuando salgas de casa, evita los refrescos azucarados

Los refrescos son una fuente de azúcar enorme y poco recomendable para todos aquellos que buscan cuidar la línea. Por eso, te recomendamos que bebas agua cuando estás en casa y te alejes de este tipo de bebidas. Pero si tienes un evento social, sea una boda o una fiesta con unos amigos, no tienes por qué renunciar a este pequeño placer, eso sí, tómalos siempre con prudencia. Por ejemplo, puedes pedir un refresco de casera con una rodaja o un chorrito de limón, para aportar un toque ácido; o un agua de frutas para darle un toque diferente al típico vaso de agua fría. Si quieres tomar una bebida alcohólica, elige vino, cerveza o sidra, nunca destilados, que tienen un contenido en azúcar mayor, que además se incrementa si se añade un refresco para hacer un combinado.

Y ahora toca moverse

Después de efectuar estos cambios en tu dieta, toca mover un poco las piernas, el corazón, los brazos y todo lo que podamos mover. Debes combinar una rutina de ejercicios cardiovasculares con ejercicios de tonificación. Un buen ejercicio de cardio es saltar a la comba, una actividad divertida que puedes hacer en el parque, ahora que el buen tiempo lo permite. También puedes optar por hacer una tabla de ejercicios funcionales con los que trabajar todo el cuerpo. Recuerda que para perder peso y grasa, es mejor comenzar con los ejercicios de tonificación y luego hacer ejercicio cardiovascular, así quemarás muchas más calorías y tu entrenamiento será más efectivo.

Otra buena opción es entrenar dos veces en semana con una rutina HIIT, que en muy poco tiempo te permite quemar muchas más grasas y calorías, mejorando el funcionamiento del metabolismo y tu forma física en tiempo récord.