La leche: un superalimento tan vital como cuestionado

Te contamos lo que debes saber sobre este completo alimento.

Lo más popular

El 1 de junio se celebra el Día Mundial de la Leche, así que es el momento de hablar de este alimento imprescindible para el ser humano pero que resulta muy cuestionado últimamente. Se considera un superalimento porque resulta muy completo, ya que aporta todos los nutrientes necesarios salvo la vitamina C y el hierro. Ayuda, además, a conseguir un correcto crecimiento y desarrollo. Sin embargo, sus detractores dicen que, pese a ser una fuente fundamental de calcio, resulta muy difícil su absorción por el organismo. También alegan que tiene demasiada grasa, lo que aporta calorías innecesarias, y que resulta intolerante a muchas personas. 

Publicidad

Pese a todo, sus beneficios prevalecen por encima de todo. Por ello, te descubrimos todo lo que la leche puede aportar a nuestra salud.

En los niños y adolescentes

Las etapas en la que se produce el desarrollo físico y mental son en la infancia y en la adolescencia, por lo que es fundamental el consumo  de leche o productos lácteos, una fuente importante de calcio y hierro.

El aporte de calcio obtenido de los lácteos  son imprescindibles para tener unos huesos y dientes sanos, mientras que el hierro ayuda al desarrollo del cerebro y a prevenir la anemia.

Lo más popular

Adultos

En la edad adulta la leche ayuda a prevenir enfermedades crónicas, y su aporte en calcio, proteínas y vitamina D también frena la osteoporosis. Pero, además, en los adultos aporta energía, vitaminas, minerales, ayuda a hidratar y a mejorar las defensas. Su contenido en potasio es importante para la prevención de la presión arterial y de enfermedades cardiovasculares.

Embarazo y lactancia

Durante esta etapa se requiere mayor aporte de nutrientes importantes como los que se obtienen de los lácteos: ácido fólico, calcio, proteína, fósforo, magnesio, hierro, vitamina B12 y riboflavina.

Consumo

Está comprobado que en cualquier etapa de la vida el consumo de 3 porciones al día de lácteos es fundamental aumentando hasta 5 porciones durante la lactancia.

Son muchos los productos lácteos que se pueden encontrar en el mercado, pero si lo que queremos es consumirla como bebida destacar la leche entera, semidesnatada, desnatada o sin lactosa, pero también las enriquecidas con Omega 3, a estas últimas se han sumado las  leches de última generación como la leche desnatada con ácido oleico y avena, almendras o sin lactosa. Hay firmas como Puleva y Kaiku que disponen de una amplia gama de productos.