Todo lo que debes saber de los huevos y no te habían contado

Rico en proteínas, bajo en calorías y muy versátil. ¿Quieres saber más cosas sobre el huevo?

Lo más popular

El huevo es uno de los alimentos más ricos de nuestra alimentación, y no hablamos solo de su sabor sino sino también de su aporte nutritivo. Sus excelentes proteínas tienen un alto valor biológico, entre las que destacan omega9, vitaminas, minerales, antioxidantes. Además, es bajo en calorías ya que tiene menos de 100 kcal. 

A pesar de que el 90% de la clara es agua, el resto constituye un gran aporte de proteínas de alto valor biológico. No debe consumirse en crudo, ya que no se digiere bien y se absorbe solamente el 50% de sus nutrientes.

Publicidad

Por su parte, la yema supone el 30% del peso del huevo, contiene proteínas  y vitaminas, pero también grasa sobre todo lecitina y colesterol, aunque de éste se absorbe sólo el 15% del ingerido. Precisamente, por su aporte en colesterol se pensaba que había que consumir con precaución los huevos, aunque las investigaciones han demostrado que los huevos deben formar parte de la dieta saludable por la alta calidad de sus nutrientes. Y es que también contienen antioxidantes como la luteína y la zanxantina, muy beneficiosas para la salud de los ojos, además de vitamina A, D, B12, riboflavina, fósforo y ácido fólico.

Lo más popular

Además, resulta un alimento básico en las dietas bajas en calorías, ya que la proteína ayuda a mantener la sensación de saciedad y a mantener la masa muscular ante la pérdida de peso. 

En la dieta de los deportistas los huevos son un alimento imprescindible, ayudan a reparar el tejido muscular y favorecen la recuperación del agotamiento y fatiga producida tras el ejercicio.

Mitos que no son ciertos

- El color del huevo afecta a los nutrientes. Falso. Son muchos los que piensan que los huevos blancos son menos saludables y de peor calidad que los de color marrón. 

- Los huevos se deben conservar a temperatura ambiente. Falso. Aunque en los supermercados no se encuentran refrigerados, la mejor forma de conservación es en la nevera, ya que la calidad de los huevos disminuye con el paso del tiempo, acelerándose este proceso si se mantienen a temperatura ambiente. Lo más recomendable es conservarlos siempre en el frigorífico con la punta fina hacia abajo, evitando cambios bruscos de temperatura.

- No hay problemas en consumir huevos con grietas en su cáscara. Falso. No se recomienda el uso de huevos que presenten grietas, ya que a través de ellas pueden penetrar microorganismos que deriven en enfermedades.

- No es saludable tomar un huevo al día. Falso. Según la Fundación Española del Corazón, no se debe restringir el consumo de huevos en la dieta de las personas sanas. Además, según varios estudios no existe asociación entre ingesta de huevo y tensión arterial, adiposidad o índice de riesgo cardiovascular.

- Los huevos engordan. Falso. Los huevos contienen muy pocas calorías, menos de 100 kcal por unidad, pero si se debe tener en cuenta la forma de cocinarlos ya que dependiendo de ésta su valor calórico puede aumentar excesivamente, como es el caso del huevo frito frente a un huevo cocido. 

- Los huevos hay que lavarlos antes de consumirlos. Falso. La cáscara es porosa por lo que al lavarlos se facilita la penetración de microorganismos. En el caso de hacerlo se deben secar inmediatamente para no poner en riesgo la salud.

- Es conveniente tomar los huevos crudos. Falso. Lo primero que hay que tener en cuenta es que al cocinarlos se eliminaría la bacteria de la salmonella que podría estar presente en el huevo. Pero, además, si se toman crudos  se absorben la mitad de sus nutrientes. 

Y si quieres saber cómo preparar 7 recetas originales y ricas con huevo entra aquí.