Los niños chinos copian a los occidentales también en la obesidad

Antes era poco habitual ver a una persona asiática obesa, pero un cambio en su dieta en la última década está creando un problema de salud.​

Un estudio publicado a finales de abril en European Journal of Preventive Cardiology (revista de la Sociedad Europea de Cardiología) en jóvenes chinos de entre 7 y 18 años ha mostrado que están cada vez más gordos. Y este fenómeno no se da solamente en las grandes ciudades, que después de una gran crisis y hambruna han florecido y han abierto sus puertas a las cadenas de comida rápida americana, sino en las zonas rurales, donde la obesidad en 1985 era menor al 1% tanto para niños como para las niñas, como demuestra este estudio.

Publicidad

Los chinos han cambiado su dieta a base de arroz y verduras al vapor y poca carne por productos ricos en carbohidratos muy procesados y refrescos, que unido a la falta de ejercicio físico está provocando que cada día más niños sufran sobrepeso.

Afecta más a los varones (17%) que a las niñas (9%). Se piensa que es debido a la política del hijo único y la cultura china, en la que se da mucha más importancia a los chicos que a las chicas. En los últimos años se está creando una legión de niños malcriados por parte de los padres, que no reparan en darles todos sus caprichos, sin reparar en su dieta ni su salud.

Lo más popular

El estilo de vida también es un factor de riesgo. En China, se calcula que los jóvenes pasan más de dos horas jugando delante del ordenador y a su vez, consumiendo alimentos poco recomendables para su salud. De hecho, se calcula que el 13% de los niños y el 4% de las niñas realizan esta actividad cada día, adaptando poco a poco las costumbres occidentales que tan perjudiciales están resultando para la población de países como Estados Unidos.

De hecho, la obesidad ya se ha tomado como un problema al mismo nivel que el tabaco y el alcohol, ya que las enfermedades asociadas a la obesidad suponen un gasto sanitario y un peligro para la población, ya que la diabetes (la asociada a los malos hábitos es la diabetes tipo 2), el colesterol y las enfermedades cardiovasculares son habituales entre los pacientes con sobrepeso. Según informa El Periódico, China ha tomado la decisión de crear más patios de recreo y de fomentar la práctica de al menos una hora de ejercicio en el colegio, a pesar de que muchos padres lo ven como una pérdida de tiempo.