Convierte tu terraza en una frutería

Cultivar tus propias hortalizas y frutas es posible sea cual sea el espacio del que dispongas y aunque tus conocimientos en jardinería sean escasos.​

Lo más popular

Mejorar los hábitos de consumo y enriquecer tu mesa con verduras y frutas ecológicas y más sanas está en tu mano. ¿Por qué no cultivar tu propio huerto? ¿Por qué no tener una frutería en tu propia casa? ¿No te gustaría disfrutar de los sabores más auténticos en tu mesa? Puedes conseguirlo creando tu propio huerto o con una mesa de cultivo. No necesitas tener mucho espacio ya que una simple terraza puede ser el lugar perfecto. Para conseguirlo sólo tienes que seguir los consejos que Rocío González, responsable de comunicación de Los Peñotes, da en exclusiva a las lectoras de Woman´s Day.

Publicidad

¿Qué se necesita para montar un huerto en una terraza?

Que reciba sol mínimo unas seis horas al día, hay plantas que no necesitan demasiada insolación como es el caso de las fresas, pero siempre será imprescindible para tener una buena cosecha. Si es una terraza con demasiado viento, habrá que poner cortavientos .

¿Cuál es el espacio mínimo que necesitas?

La mejor opción para un huerto urbano es contar con una mesa de cultivo. Las hay de diferentes tamaños, pero uno de los más manejables es el de 100cm de largo x 20/30 de profundidad de tierra x 80cm de altura de la mesa. Dependiendo del tamaño de mesa de cultivo podremos plantar una cantidad determinada de plantones…hay que tener en cuenta que entre plantón y plantón hay que dejar una distancia de 30cm aproximadamente para que a cada planta le dé el sol y el aire.

Lo más popular

¿Otra alternativa a la falta de espacio?

Si queremos utilizar las jardineras que tengamos en la terraza, la profundidad de la misma deberá ser como mínimo de 40cm para plantar zanahorias o nabos, si no, con 20/30cm de profundidad será suficiente. Luego hay opciones en vertical en estructuras diseñadas para ello, pero este tipo de opción nos va a servir para cultivar plantas aromáticas o alguna lechuga o fresas, las hortalizas necesitan más tierra de la que aportan ese tipo de contenedores.

¿Cuál sería el desembolso económico mínimo?

Dependerá del tamaño de mesa que se elija. Oscilan entre los 120€ y los 200€ según el material con el que estén hechas, de madera o de metal, con orificios de drenaje, con toma preparada para el riego automático… lo ideal es que la podamos regar con el mismo sistema de riego que tengamos instalado en la terraza. Si no tuviéramos, sería un coste a añadir y para ello es imprescindible contar con una toma de agua y una toma de corriente, aunque también hay programadores que funcionan con baterías. El precio va a depender de las marcas de los programadores y de las funciones que tenga el que decidamos, los hay con tres opciones de tiempo de riego diario y los hay que permiten establecer tiempos a diario y tiempos semanales (perfecto para el invierno) .

¿Se necesita saber de jardinería?

No hay que ser jardinero, pero sí informarse un poco previamente. En el blog de Los Peñotes hay varios posts al respecto, así como libros de jardinería y horticultura.

¿Cómo influye la ubicación de tu terraza a la hora de plantar?

Si es una terraza a la que no le da el sol en todo el día o solo a última hora de la tarde, no es una terraza viable para un huerto. Y si hay mucho viento tampoco es lo más recomendable, los áticos por ejemplo necesitarán quizás aportar algo de sombreo para evitar un exceso de sol que queme las plantas, y alguna protección en caso de viento fuerte.

Hortalizas y frutas fáciles de cultivar

¿Cuáles son las hortalizas más fáciles de cultivar?

Realmente todas: tomates, pepinos, pimientos, habas, cebollas, lechuga, coles… las del grupo de las barrenadoras como las zanahorias, patatas…quizás son las menos apropiadas para un huerto urbano.

¿Y las frutas?

Podemos tener frutas como fresas que se dan todo el año y un arbusto de arándanos que también se dan muy bien en terrazas. Y en formato de árbol será posible si optamos por los que vienen injertados en pie bajo o variedades enanas y por lo tanto no crecerán más allá de los 2m y pueden vivir en maceta individual.

¿Se pueden mezclar a la hora de plantar?

Se puede y hasta es conveniente; hay asociaciones de cultivos que favorecen la cosecha y otras que suponen todo lo contrario. Si quieres ver varios ejemplo pincha aquí.

¿Cuál es la época perfecta para cada cosa?

En los centros de jardinería vas a encontrar en cada época las plantas de huerta que se dan en tu zona climática. En Primavera se plantan casi todas las hortalizas que se recolectarán en verano, unas tardan más que otras en dar cosecha. Va a depender del clima de cada zona y de la variedad de la hortaliza: un tomate cherry florece más rápido que un tomate de pera, por ejemplo.

¿Cuáles son los cuidados básicos?

Contar primero con un buen sustrato, el que se vende para mesas de cultivo viene ya preparado con los nutrientes necesarios. Tener disponible un sistema de riego automatizado os evitará tener que estar regando manualmente y con ello pasarnos de agua. Fertilizar será importante ya que en las mesas de cultivo faltarán los nutrientes orgánicos que en un suelo normal podemos tener. 'Entutorar´ las tomateras según vayan creciendo o las judías o habas que son de las que trepan. Vigilar las plagas para atacarlas al primer síntoma, para evitarlas podemos incluir flores de las que atraen a la fauna útil que elimina los insectos nocivos para la huerta, por ejemplo tagetes o caléndulas y, de paso, tendremos un huerto más decorativo.

¿Los beneficios de tener un huerto en casa?

Será una actividad apta para toda la familia, si hay niños en la casa se responsabilizarán de cuidar su planta y su satisfacción al cosechar será total. Ocuparse de un huerto es una terapia total, relaja, entretiene y da mucha satisfacción el poder cosechar unas sencillas hojas de acelga roja para usarla en una crema o en una ensalada, por no hablar de los tomates o unas hojas de albahaca para picar en una pasta.