Moringa: el superalimento de moda

​​Este árbol se ha convertido en el superalimento de moda. Te contamos cómo y por qué debes consumirlo.

Lo más popular

La moringa es un árbol originario del norte de India, pero también se cultiva en África, en otros puntos de Asia y en América Latina. Existen por lo menos 9 especies distintas, pero la más común es la Moringa oleifera. La moringa recibe el sobrenombre de "árbol de la vida" por sus numerosas propiedades o "árbol baqueta" por la forma de sus vainas.

De este árbol se puede aprovechar todo. Desde las raíces, pasando por la corteza, las hojas, las semillas, las flores y las vainas. Por eso se está convirtiendo en uno de los superalimentos más utilizados gracias a sus versatilidad a la hora de consumirlo.

Publicidad

La moringa está plagada de vitaminas y nutrientes de los que te puedes beneficiar. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirma que por su alto contenido en vitaminas A, B y C y minerales como el calcio, el potasio el magnesio y el manganesio, es un alimento ideal para que lo consuman mujeres embarazadas, lactantes y niños pequeños.

Los derivados de la moringa también poseen propiedades antibióticas, anti-inflamatorias, antiespasmódicas, anti-ulcerosas, hipocolesterolémicas e hipoglucémicas. También funciona contra el tripanosoma.

Lo más popular

Entre los datos más curiosos, indicados por la ONG Trees for life, encontramos que la moringa tiene:

– 4 veces la vitamina A que se encuentra en las zanahorias.

– 7 veces la vitamina C se encuentra en las naranjas.

– 4 veces el calcio que se encuentra en la leche.

– 3 veces el potasio que se encuentra en los plátanos.

– 2 veces la proteína que se encuentra en el yogur.

Así son las hojas, flores, semillas y vainas de la moringa

Uso y consumo de la moringa

De la moringa todo sirve. Es un árbol que ofrece infinitas posibilidades para incorporarlo a tu dieta.

Las vainas se pueden comer crudas o cocidas. Son muy utilizadas en la cocina asiática. Se asemejan un poco a las judías verdes, por lo que puedes consumirlas hervidas y rehogadas, en guisos y sopas.

Las hojas y flores se pueden utilizar secas o frescas. Tiernas se pueden consumir en ensaladas o como acompañamiento de un plato después de ser cocidas. Las hojas secas de moringa pueden consumirse en forma de infusión, o ser molidas y emplear los polvos como suplemento alimenticio para zumos, batidos, smoothies... Y en este último formato también se puede consumir la raíz.

De las semillas se puede extraer un aceite que tiene aplicaciones culinarias y estéticas, debido a sus propiedades hidratantes, antioxidantes y nutritivas. Es un producto antiedad perfecto para la piel.

De la corteza se puede extraer una resina de textura gomosa que funciona como analgésico natural. Se puede aplicar directamente sobre la piel o de manera oral, en forma de comprimidos.