¿Por qué el té es la segunda bebida más consumida del mundo?

Te descubrimos todas las curiosidades que rodean este producto ​de la mano de la experta Lina Guerrero.

Lo más popular

El té es la segunda bebida más consumida del mundo, después del agua. Rico en polifenoles y antioxidantes, este producto es el perfecto aliado para completar un estilo de vida saludable. Ofrece un sinfín de posibilidades tanto en sabores como en forma de prepararlo y consumirlo. A su alrededor se ha creado una auténtica cultura, a la que contribuyen dos expertos como Lina Guerrero y Daniel Afonso, que contribuyen a la divulgación del té en Tekoe (Calle Huertas, 22 Madrid. Tfno.: 915 047 997).

Publicidad

Para descubrir todo sobre el té y sus curiosidades, entrevistamos a Lina Guerrero.

-Es la segunda bebida más consumida después del agua. ¿Por qué engancha tanto?
-El té es una bebida universal con muchísimas variedades y sabores diferentes. Es una bebida sencilla y polivalente: nos da energía y también nos ayuda a relajarnos y tiene muchas propiedades saludables. Se puede tomar caliente o frío y combinarlo con azúcar, miel, leche y otros muchos ingredientes. Es difícil no engancharse a él.

Lo más popular

-En España cada vez somos más consumidores. ¿Triunfan más los sabores clásicos u otros más originales?
-España está viviendo una transición hacia el mundo del té y estamos muy contentos de ser una parte importante de este cambio. El consumidor español tiene en general preferencia por los sabores fuertes con lo que triunfan sobre todo los tés más intensos y cremosos (como el té negro o los verdes japoneses). 

Lina Guerrero.

-¿Cuál es la filosofía de Tekoe?
-Nació de un viaje de varios años visitando a los mejores productores de té y sus cultivos por todo el mundo. Buscamos aquellos que trabajaran con métodos tradicionales y ecológicos, produciendo la hoja más natural y exclusiva. De ahí nació nuestra filosofía: llegar a las personas, inmersas en sus vidas urbanas, y mostrarles el té como un producto sano, moderno, lleno de variedades, texturas y sabores. Lo hicimos ofreciendo un producto fresco y personalizado: traído directamente de las plantaciones, sin intermediarios ni subastas. Preparamos muchos que son riquísimos y sirven de perfecta transición a los bebedores de café que se animan a aventurarse en el mundo del té.

-Contáis con 130 referencias. ¿El té abre un mundo de sabores infinitos?
-Uno nunca deja de aprender en el mundo del té. En este sentido se asemeja al mundo del vino: cada plantación (jardín) produce té con aromas y texturas diferentes y cada cosecha saca de la planta una hoja de cualidades y matices distintos. Hay que sumar a esto la innumerable variedad de mezclas (blends) que cada casa produce. Producimos nuestras propias mezclas, algunas de las cuales se han inspirado en bebidas y sabores españoles como la leche merengada o el anís. El mundo de sabores es efectivamente infinito y es lo que lo vuelve tan atractivo y adictivo.

-Se puede consumir de varias formas (caliente, granizado, cócteles con o sin alcohol....) ¿Hay sabores que se prestan más a una combinación o bien a otra?
-El té tiene muchísimas posibilidades. Nosotros nos hemos ido atreviendo a innovar haciendo granizados o cócteles y es verdad que algunos tés y sabores que lo aguantan mejor que otros. Los sabores más sutiles (como el del té blanco por ejemplo) se van a apagar demasiado si los mezclamos con otras bebidas. Es importante para nosotros que el protagonista sea siempre el té.

-¿Con qué alimentos combinan mejor? ¿Dulces, salados....?
-En España no tomamos bebidas calientes durante las comidas sino al final de las mismas con lo que es más común que asociemos el té caliente a alimentos dulces. Pero tanto si es té frío como caliente se puede combinar con alimentos tanto dulces como salados y siempre nos va a sorprender. A mí personalmente comer con té verde me encanta.

-¿Algún truco a la hora de prepararlo?
-Los tres elementos más importantes son la cantidad de té por taza, la temperatura del agua y el tiempo de infusión. Lo más sencillo: seguir las instrucciones de preparación que siempre vienen con el té.

-¿Mejor en hojas sueltas o en bolsitas?
-La regla general es que el té de mayor calidad se reserva para ser vendido en hojas sueltas. Al final es el consumidor el que tiene que animarse a explorar y dar con el té que más le guste.

-¿Algún consejo a la hora de servirlo y si hacerlo en taza, vaso....?
-La variedad es enorme y cada uno tiene que dar con el ritual que más le guste. A mi me encanta tomar el té en una taza transparente (para ver cómo se infusiona) y de doble capa (para poder abrazar la taza con las manos sin quemarme). Un consejo útil es que algunos tés tienen temperaturas de infusión muy alta con lo que es importante que el recipiente tenga asa.

-¿Los pueden tomar los niños? ¿Quiénes no pueden tomarlos?
-Los niños lo pueden tomar con moderación (1-2 tazas al día). Y nunca antes de acostarse (como máximo 4-5 horas antes). Aquellas personas hipersensibles a la cafeína deben evitar el té, así como aquellas a las que su médico les haya prescrito el no tomarlo.

-¿Cuántos se pueden tomar al día?
-Entre 4 y 5 tazas de té al día es una cantidad razonable. Para mujeres embarazadas, la mitad.