6 alimentos antiaging

Haz frente al envejecimiento cuidándote por dentro con alimentos que te ayudarán a mantener la elasticidad de la piel.

Combatir las arrugas no es sólo cuestión de la cosmética. Una vida saludable y en especial una alimentación adecuada son claves para prevenir el envejecimiento. Expertos de Kaiku sin lactosa, gama de productos lácteos ligeros y digestivos, nos recomiendan los alimentos antiaging que no pueden faltar en tu despensa.

Naranjas. Este cítrico tiene un gran poder de hidratación porque tiene mucho contenido en agua. Por ello, es un aliado perfecto frente a la sequedad. Al ser muy rica en vitamina C  contribuye a la flexibilidad de la piel.

Publicidad

Aguacate. Considerado el it-food de los superalimentos. Gracias a sus grasas monosaturadas, ayuda a absorber los nutrientes y vitaminas que la piel necesita, como la Vitamina E, que combate las arrugas y funciona como un protector solar natural.

Espinacas. Tiene un alto contenido en Vitamina A y C, por lo que destacan sus propiedades antioxidantes. Combate la pérdida de elasticidad de la piel y ayuda a la producción de colágeno, por lo que sirve para reparar las células de la piel y consigue que parezca más tersa.

Lo más popular

Yogur.Es el probiótico por excelencia por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento interior. Al ser rico en calcio, ácido láctico, potasio, magnesio y vitamina B benefician el organismo. Los productos sin lactosa contribuyen a que la digestión sea más ligera; por tanto, los órganos que trabajan en este proceso deben esforzarse menos y acaba repercutiendo también en el exterior.

Avena. Lo fundamental para incluirlo en tu dieta es su gran contenido en fibra y nutrientes, que logran mantener la humedad apropiada de la piel y retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Asimismo, gracias a su bajo contenido glucémico, ayuda a prevenir el acné y arrugas.

Té verde. Es de los alimentos que tienen más antioxidantes. Rico en polifenoles, lo que ayuda a combatir el daño de los radicales libres y retrasar el envejecimiento tanto interior como exterior.