Las leches vegetales, a examen

Ricas en nutrientes, aportan beneficios al organismo. Descúbrelas.​

Lo más popular

Además de la leche de vaca, existen otras elaboradas con productos naturales que contienen gran variedad de nutrientes beneficiosos para el organismo. Descúbrelas.

Las bebidas vegetales, más naturales que ninguna otra y ricas en nutrientes, puedes encontrarlas en centros de dietética y en grandes superficies. Las tienes en envases de litro, en polvo y también condensada. Todas ellas tienen los siguientes beneficios:

Publicidad

Proteínas. Son de mejor calidad en las leches vegetales que en otras. La número uno indiscutible es la leche de soja, que contiene todos los aminoácidos esenciales. Las leches de almendras y de avellanas también las tienen.

Glúcidos. Proporcionan la energía básica para nuestros músculos y para nuestro cerebro. El dúo vencedor: la leche de arroz y la de avena.

Calcio. Las leches de avellanas y de almendras no necesitan ser enriquecidas con calcio, porque lo contienen naturalmente.

Lo más popular

Fibra. Todas las vegetales contienen fibras, sobre todo las leches de coco, de avellana, de almendras.

Colesterol. Excepto la leche de coco, rica en grasas saturadas vegetales, el resto de las leches vegetales contienen cero colesterol. Algunas, además, con capaces de reducir la tasa de colesterol malo.

Ácidos grasos esenciales. Las leches vegetales están llenas de grasas buenas, ya que más de dos tercios de sus lípidos son insaturados, es decir, indispensables para nuestro equilibrio y la salud de nuestras células.

Para gustos los colores y las leches

 Tienes ocho diferentes para elegir. Si lo que buscas es una alternativa a la leche de vaca:

1. Leche de soja. Se trata de una fuente excelente de proteínas vegetales, ideal para las personas que tienen intolerancia a la lactosa. Ayuda a reducir el colesterol y gracias a su riqueza en fito- estrógenos, ayuda a prevenir los síntomas menopáusicos y la osteoporosis.

2. Leche de arroz. No contiene gluten, por lo que resulta adecuada para los celiacos. Recomendada para el inicio de la alimentación diversificada de los bebés. Su delicada textura le permite ser utilizada para las salsas.

Las mejores leches para ser utilizadas en los postres son:

3. Leche de almendras. Líquida o condensada, es un alimento muy energético ideal para combatir el frío. Tiene alto poder nutritivo que ayuda a combatir las diarreas. No tiene gluten, por lo que puede ser consumida por los celiacos. Aporta calcio, así que es perfecta para las mujeres durante el embarazo y la lactancia.

4. Leche de quinoa. Se trata de un cereal de origen andino de alto contenido en proteínas, por lo que es la leche que resulta más difícil de encontrar. Se distingue por su untuosidad y su gusto no siempre es del agrado, pero tiene fósforo y calcio.

La leche más tonificante es:

5. Leche de avena. Es buena en fibra soluble, ideal para reducir los niveles de colesterol y desintoxicar la sangre. Rica en glúcidos, contiene una sustancia estimulante capaz de aportar la energía necesaria para el buen funcionamiento del cerebro. Para las personas con mucho desgaste físico, como los deportistas, es perfecta. Remineraliza los huesos y la dentadura, previniendo de caries.

Si buscas una leche con un toque exótico, estás buscando:

6. Leche de coco. Se obtiene tras mezclar el zumo contenido del coco con la pulpa del fruto. Es añadida en muchas recetas exóticas. Es rica en fibras y tiene propiedades antioxidantes. El único pero es que resulta indigesta.

Recomendadas para los gratinados y las sopas son las leches:

7. Leche de avellana. Envasada en forma de crema, hay que diluirla en agua. Tiene alto contenido en Larginina, que evita coágulos en la sangre. Sus aceites monoinsaturados reducen el colesterol malo. Su bajo contenido en sodio evita la retención de líquidos y su aporte en ácido fólico beneficia a las embarazadas.

8. Leche de castañas. Su riqueza en minerales es su valor añadido.